Mayolo López
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-Para combatir el morenavirus no hay una receta nacional, sostiene Marko Cortés, el líder nacional del PAN, frente a un probable escenario en el que panistas y priistas vayan juntos en alianzas de carácter electoral hacia junio de 2021.

Al dirigente michoacano no le preocupa que a los panistas la gente los ponga al mismo nivel que a los priistas. “El mote de PRIAN sólo está en la cabeza de López Obrador”, arriesga.

“Para empezar, nosotros estamos escuchando el sentir de la sociedad. De muchos ciudadanos de diferentes partes porque México es un mosaico; en unos lados opinan una cosa, en otros una distinta”, expresa.

“Estamos escuchando a la sociedad y en unas partes nos piden que no pulvericemos el voto de la Oposición en México. Que construyamos, que coincidamos, y estamos escuchando, también, el parecer de la militancia de nuestro partido en las diferentes regiones. Lo que sí te puedo decir es que no se va a volver a repetir el error de 2018 haciendo una coalición a rajatabla y sin consultar a la base del partido”.

Cortés sostiene que están escuchando a la sociedad, a la militancia y la opinión de los diferentes liderazgos del partido: desde la Comisión Permanente, los ex Gobernadores, ex dirigentes, los jefes estatales y municipales; Gobernadores, alcaldes, diputados, senadores. “Y estamos analizando estado por estado, distrito por distrito, cada situación”.

“A nosotros nos preocupa mucho que las instituciones, los programas exitosos se estén destruyendo. Nos preocupa que se esté concentrando el poder político y económico. Nos preocupa que se está perdiendo el empleo y ya estamos por llegar a cien mil muertos, reconocidos, por la pandemia, y el Gobierno no escucha”, puntualiza.

Lo que es un hecho, matiza, es que no pueden regresar a la corrupción y a las malas prácticas del PRI, pero tampoco, añade, deben continuar con la ineptitud e ineficacia y la cínica corrupción de Morena.

“No pueden venir, tampoco, partidos emergentes que se dan baños de pureza, pero repletos de priistas con las peores mañas. Y por ello es que nosotros estamos analizando todas las opciones con apertura, escuchando a la sociedad y a la militancia”, señala.

– ¿Pero por qué una alianza con partidos tan disímbolos como pueden ser el PAN y el PRI?

“Para combatir el morenavirus no va a haber una receta única a nivel nacional. Tendremos que hacerlo de forma estratégica en cada estado y en cada distrito. México es heterogéneo: hay zonas muy azules y van a seguir siendo completamente azules. En Guanajuato, por ejemplo, Acción nacional va a apostar por sí mismo y vamos a ganar 15 de 15 distritos federales. En Aguascalientes vamos por tres de tres. En Querétaro, vamos por cinco de cinco, apostando por nosotros mismos.

“El PAN tiene claras sus zonas de fortaleza y esas zonas azules van a seguir completamente azules, pero sí estamos analizando la realidad de cada zona. En Michoacán, tal vez valga la pena sumar la fuerza que puede tener el partido que gobierna (PRD) con nuestra fuerza para buscar que tengamos 12 de 12 distritos”.

– ¿Y cuáles serían los beneficios de una alianza con el PRI?

“Tú estás dando por sentado una alianza con el PRI. Lo que he dicho es que estamos analizando las diferentes posibilidades para tomar una decisión”.

– ¿Cuáles son las condiciones que pone el PAN para ir a una alianza?

“Necesitamos construir una agenda común, por eso Acción Nacional estuvo en Sí Por México. Nosotros queremos que haya una agenda programática y común, con compromisos específicos. Necesitamos una nueva mayoría que nos permita reconducir la política económica, social y de seguridad”.

– Si el PAN, en alguna plaza, concretara una alianza con el PRI ¿no temes que en el imaginario colectivo surja de nuevo el mote de PRIAN?

“El mote de PRIAN sólo existe en la cabeza de López Obrador y de sus seguidores. Esto está más allá de partidos y de colores. Antes de ser panista, yo sólo he militado en el PAN. Lo que estamos haciendo en el PAN es buscar un antídoto contra la corrupción y la ineficacia ante morenavirus, pero que vaya como traje a la medida para cada región”.

– Sin alianza, Morena ¿tendría carro completo?

“Por supuesto que no: Acción Nacional va a ganar solo varios distritos en el País”.

– ¿Tu corazón de panista te hacer ver la pertinencia de ir en alianza con el PRI en una o en varias plazas?

“Mi corazón panista me dice con claridad que antes que el panismo está México”.

– ¿No será riesgoso para el PAN ir con el PRI?

“Es algo que todavía no está considerado. Es algo que simplemente está en un análisis junto con la sociedad. Hoy no tenemos ningún tipo de definición al respecto. Simplemente estamos escuchando opciones y abriendo posibilidades”.

– ¿Ves riesgo de pérdida de identidad?

“Hoy la identidad está más que clara, más que firme y eso es parte de lo que estamos recuperando respecto de 2018”.

– ¿Cuáles serían los principales obstáculos como para ir en alianza con el PRI?

“Nosotros hoy lo que ponemos enfrente es el bien de México”.

– ¿Pero el PRI no le hizo daño a México?

“Claro. Al PRI lo combatimos y por eso Acción Nacional viene buscando generar una opción para los mexicanos desde 1939, y lo combatimos con mucha fuerza hasta derrotarlo en 2000. Hoy México requiere pluralidad, más allá de nuestras claras diferencias. Hoy se ha generado un bloque de contención en el Senado, con resultados positivos para México. Y hoy tenemos una Alianza Federalista que integran Gobernadores de Acción Nacional”.

– Hasta antes de que ganara López Obrador, el PRI a los panistas les provocaba urticaria.

“Acción Nacional tiene clarísimas sus ideas, sus convicciones y propósitos, y esto no es de filias o fobias. Es de causas”.

– ¿Podría darse una alianza en candidaturas locales y no para el Congreso?

“Acción Nacional está revisando todas las posibilidades”.

– Y hasta ahorita ¿las bases del partido están de acuerdo en ir con los que antes fueron sus adversarios?

“Acción Nacional es un mosaico: y hay lugares en donde Acción Nacional irá apostando por nosotros mismos. Y hay otros lugares donde el panismo tiene opiniones distintas y eso es lo que se está valorando”.