Rubén Torres Cruz

Directores de hospitales públicos y de los centros de salud, sostendrán una reunión de trabajo de carácter emergente, que será encabezada por el gobernador del estado, Martín Orozco Sandoval, en la que serán definidas las estrategias a implementar, toda vez que no existió acuerdo con la federación para adherirse al INSABI.

Ángel Piza Jiménez, titular del Instituto de Servicios de Salud del Estado de Aguascalientes (ISSEA), indicó que este jueves directivos del sector salud habrán de sostener un acercamiento con el mandatario, en donde se hará un análisis preciso para conocer las condiciones e incrementos en los costos que tendrían que enfrentar,  con la población extra que tuviera que ser atendida.

Aseguró que de momento los servicios de salud no se han visto afectados, otorgándose de manera regular consultas y medicamentos gratuitos. Resaltó que hasta ahora, no existe riesgo de que los servicios ofrecidos por el estado puedan colapsar y que al menos para este año se puede trabajar sin mayores problemas.

El encargado del ISSEA, dejó en claro que la postura de las autoridades no es en contra de la gratuidad, si no el hecho de que la transición sea progresiva y dependiendo del recurso que se vaya obteniendo. Calificó como muy aventurado e irresponsable, ofrecer servicios gratuitos de manera universal sin tener los recursos para llevarlo a cabo.

“No nos queremos adherir porque estamos viendo las deficiencias que puede tener el sistema. No estamos en contra de que sea gratuito, todo eso está muy claro, si no que sea progresivo que se haga lo que alcance; y sobre el transcurso del año vayamos que otra cosa vamos agregando como se hacía anteriormente con el Seguro Popular”, concluyó.