El presidente de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga, Roberto Díaz Ruiz, hizo un llamado a todos los candidatos de los distintos cargos de elección popular para que se esmeren por ser creativos para dar a conocer sus propuestas a los electores, más que su imagen. Y es que, al ser una elección intermedia, el riesgo es que la votación sea ínfima.
A una semana de haber iniciado las campañas para los cargos de elección locales, ninguno de ellos ha permeado, por lo que el llamado es a que aprovechen de mejor manera el tiempo, pues el periodo de proselitismo será corto; si acaso quedan seis semanas y la ciudadanía está en espera de conocer las distintas plataformas políticas y sus propuestas.
“Sin duda, deben ser muy creativos y esmerarse más, sobre todo porque, al haber más partidos, también hay más candidatos y todos tendrán algo que les haga sobresalir, pero el deseo es que los ciudadanos voten por quien consideren que generará bienestar general y no de grupos”, de ahí la importancia de mejorar las estrategias para llegar al electorado.
La demanda que se tiene en esta nueva normalidad es mucha. Por una parte, el cuidado y no tener aquellas reuniones multitudinarias que, en otros tiempos, permitían un evento en que se presentaran las propuestas en bloque y en distintos escenarios: eso ya no será posible ahora y, sin embargo, la ciudadanía requiere tener conocimiento sobre la persona y sus propuestas por las que emitirá su sufragio.
En otros tiempos, la entrega de despensas, souvenirs y apoyos varios en reuniones y grandes mítines era lo común, pero ahora la entrega de apoyos está prohibida, en tanto que los eventos masivos, comidas y desayunos serán casi imposibles ante el riesgo de contagios por el COVID-19.
Ahora bien, las redes sociales juegan un papel importante para hacer llegar a un grupo importante los mensajes, pero también es un medio que se dispersa y, por ende, es fácil que se caiga en la mala interpretación de los mensajes y los ataques personales que, además de enfrentar a la ciudadanía, no son un mecanismo sano que pudiera convocar al voto razonado.