Hasta en un 70% cayó la actividad de las empresas fumigadoras en Aguascalientes afectadas por la contingencia del COVID-19 por la falta de recursos económicos de la población, reconoció el vocero de la Asociación de Controladores de Plagas en la entidad, Miguel Ángel Patiño.
El especialista en fumigaciones comentó que el primer factor al que atribuyen esta situación es por el miedo al contagio y en segundo lugar y el más importante, es por la reducción en la economía de la gente. “Como muchas personas pararon, otras están desempleadas y unas más están a medio sueldo, sus ingresos y todos sus recursos económicos los enfocan a la conservación y mantenimiento de lo más esencial. Entonces si alguna persona tiene problemas de cucarachas, tecuejo, mosca o mosquito, se esperan en este momento. Prefieren aguantar que contratar un servicio”.
Resaltó que esta situación hace que la actividad de las empresas de control de plagas tengan una actividad de apenas un 30%, donde muchos de los servicios ahorita tienen que ver más con la desinfección, que con la desinsectación sobre todo de empresas grandes relacionadas con la industria automotriz, ante el reinicio de la actividad, “donde se hacen los protocolos de ingreso y les piden a las empresas de control de plagas que les hagan no una desinsectación, sino una desinfección general independientemente de los protocolos que como empresa, van a establecer para el ingreso de su personal y el comportamiento al mismo”.
En lo que respecta a los demás sectores económicos, Miguel Ángel Patiño dijo que en el sector comercial, están a media tabla de actividad, en los hoteles y en las oficinas no se están realizando fumigaciones por estar cerrados y en el sector industrial apenas van a comenzar, sobre todo para aquellas empresas de control de plagas que tienen contratos con ellos.