A lo largo de esta administración capitalina, el padrón de licencias reglamentadas se ha mantenido en 4 mil 496 establecimientos, aun y cuando la ciudad de Aguascalientes mantiene un crecimiento acelerado. Lo que sí se registra es un constante y permanente cambio de domicilios o cesión de derechos, aseguró el director de Reglamentos, José de Jesús Aranda Ramírez.
Entre los meses de marzo y septiembre de cada año se cuenta con un periodo para la regularización de licencias reglamentadas, y suelen aprovecharlo entre 30 y 40 tenedores de esos permisos, quienes por diferentes razones se quedaron fuera de la normatividad como el fallecimiento del tenedor, señaló.
Luego comentó que de manera normal se generan altas y bajas de licencias, eso acorde a un procedimiento previo de cancelación de licencias que por diversas razones dejaron de operar en el Municipio de Aguascalientes.
Tan sólo en el giro de hoteles se han autorizado 70 licencias reglamentadas sin venta de alcohol y 36 especiales con venta y consumo.
INVASIÓN CÉNTRICA. De la totalidad de licencias con autorización de vender bebidas embriagantes, únicamente 230 se localizan dentro del Centro Histórico, distribuidas en diferentes giros como restaurantes, bares y tiendas de abarrotes. Ahí se hace la verificación directa para que cumplan con el Código Municipal.
La Zona Centro se encuentra en una situación crítica y es denunciada por los mismos vecinos –la mayoría personas de la tercera edad-, quienes desde el inicio de la administración han insistido en que no se den más permisos ni cambios de domicilio para negocios con venta de alcohol.
Uno de los espacios invadidos con licencias reglamentadas se localiza en las avenidas Madero, en las calles Nieto y Venustiano Carranza, así como el Andador J. Pani. Aranda recordó que estos lugares son una zona turística y resulta un atractivo para los jóvenes, lo que genera una derrama económica importante.
CLAUSURAS. Este 2019 se han aplicado seis clausuras a negocios por incurrir en exceso de ruido, aparte otras 85 actas de apercibimiento a los establecimientos para que no se salgan de los 65 decibeles autorizados después de las diez de la noche, puntualizó el director de Reglamentos del Ayuntamiento de Aguascalientes.