Antonio Baranda
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-En medio del proceso de consulta para la solución de controversias en materia energética del T-MEC, el Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que México no saldrá del Tratado, ya que nuestro País y Estados Unidos se necesitan mutuamente.

«No, no, no, no existe ninguna posibilidad (de que salgamos del T-MEC), porque hay una relación buena, de respeto. Siempre que hablo con el Presidente Biden me repite y me repite -yo no digo mentiras- de que quiere una relación con nosotros en pie de igualdad, con respecto a nuestra soberanía.

«Como dirían los tecnócratas -una nueva variable para el análisis- nos necesitamos mutuamente. O sea, sería muy difícil que funcionara la economía estadounidense sin la participación de México, así como a nosotros nos importa mucho tener buenas relaciones con Estados Unidos, a ellos también, ya no es el tiempo de antes», comentó López Obrador.

A partir del 20 de agosto dio inicio el proceso de consulta para la solución de controversias en materia energética del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) por parte de los tres países.

Estados Unidos acusó que la política energética del Presidente Andrés Manuel López Obrador viola cuatro artículos del T-MEC negando el acceso al mercado mexicano a compañías privadas y dar preferencia a Pemex y CFE.

Al anunciar formalmente su solicitud de consultas al Gobierno de México, la Oficina del Representante Comercial de EU (USTR, en inglés) citó violaciones a cuatro artículos contenidos en los capítulos de Acceso a Mercado, Inversión y Empresas Paraestatales del acuerdo comercial vigente desde 2020.

Esta mañana, en conferencia en Palacio Nacional, el Presidente López Obrador señaló que Estados Unidos no debió haber solicitado la consulta, ya que lo hizo en un tono de «prepotencia».

«Yo pienso que se puede resolver (esta controversia) porque hay voluntad de parte de nosotros y también creo que de parte del Gobierno de Estados Unidos. No se debió solicitar la consulta, no había motivo, no se informó bien al Gobierno de Estados Unidos.

«(…) Viene la consulta y totalmente majadera, en un tono soberbio de prepotencia, haciendo de referencia que la reforma energética que se había llevado a cabo en el País era la panacea. (…) Entonces la señora encargada de Comercio de Estados Unidos diciendo que estaba mal reformar nuestra ley eléctrica. ¿De cuándo acá un Gobierno extranjero, con qué derecho va a decidir cómo deben de ser las leyes en otro país?», cuestionó.

El Mandatario federal dijo que en caso de reunirse con Antony Blinken, Secretario de Estado de EU que visitará México en septiembre, abordará el tema del T-MEC para reiterar la postura de México.

«En caso de que se realice la reunión (con Blinken), pues aprovecharía para decirle, para comunicarle lo que nosotros sostenemos y vamos a seguir sosteniendo. Pero eso no es ruptura, es sencillamente argumentar y defender a México», agregó.