Prohibir la producción y distribución de bolsas de plástico de un solo uso, más que el económico es el de reducir los niveles de contaminación, y si hay empresas que se sientan afectadas con esta disposición legal recientemente aprobada en Aguascalientes ante el riesgo de tener que recortar empleos, mejor deberían dedicarse desde ahora a tener nuevas formas y materiales para que los recipientes desechables que pongan en el mercado sean biodegradables.
Esto lo manifestó la diputada Genny Janeth López Valenzuela, quien refirió que particularmente en esta entidad, comienza a acelerarse la reducción del tiempo útil del relleno sanitario, que actualmente se encuentra ya en una séptima etapa y debería estar en la sexta “A”, por ello el interés de que se tengan otro tipo de artículos tal vez de desecho, pero biodegradables.
Refirió que no se trata sólo de pretender erradicar la producción y distribución de las bolsas y platos o vasos desechables de un solo uso, sino también presentar alternativas para que el industrial decida cambiar de insumos que les permita seguir produciendo ese tipo de artículos, y que los ciudadanos en general también tengan la oportunidad de contaminar lo menos posible.
De parte de la Asociación de Industriales del Plástico se ha emitido la crítica en el sentido de que la producción de bolsas de tela es igual o más contaminante que el plástico mismo, no obstante, también se debe señalar, dijo, que al no ser de un solo uso ayuda en mucho a dejar de emitir contaminación por tanta bolsa y unicel que abunda en contenedores de basura y en los tiraderos.
La diputada ecologista, adelantó que en enero próximo se llevará a cabo un parlamento ambiental, “estamos en pláticas con investigadores de Aguascalientes que están desarrollando un polímero para hacer bolsas de nopal y que son biodegradables”.
Es en este tipo de temas en los que se debe tener el enfoque, si bien en ir retirando de manera paulatina los envases plásticos y bolsas, que haya alternativas para que la industria pueda tener materia prima de distinta índole, menos contaminante y biodegradable, de manera que pueda ofrecer productos similares para almacenamiento y bolsas de supermercado.
También puede ser el momento para que investigadores y empresarios de la localidad puedan desarrollar ecotecnologías que en un futuro cercano puedan ser exportadas a otros estados y países.

¡Participa con tu opinión!