Descarta el municipio capital que exista daño estructural en el puente ubicado en la salida a Zacatecas, y prueba de ello lo plasma un peritaje que se realizó hace tres meses a la estructura, aseguró el secretario de obras públicas, Miguel Ángel Huizar Botello.
Tras las declaraciones emitidas por el presidente del Colegio de Arquitectos, Ignacio Jiménez Armas, señalando que el puente ubicado en la salida a Zacatecas, en dirección oriente y poniente, se deforma con una curvatura y presenta un desplome del muro, el funcionario sostuvo que el estudio arrojó que no existe daño estructural, sino un “pequeño desplazamiento” que no pone en riesgo la operación.
Argumentó que a este peritaje se sumarán más, puesto que para el próximo año se trabajará en diagnósticos y mantenimiento en todas las estructuras de este tipo que existen dentro del municipio.
Huizar Botello no precisó datos sobre la magnitud del desplazamiento y dijo que topógrafos realizan el análisis correspondiente, además explicó que todas las estructuras tienen desfases, los cuales se encuentran dentro del “margen de tolerancia”.
Según la autoridad, los puentes deben revisarse en su parte estructural cada diez años, debido a ello el presidente municipal, Leonardo Montañez Castro, adelantó que a partir del próximo año se contemplará una partida especial para dar mantenimiento a puentes, en especial para los atirantados.