Han transcurrido ya tres meses desde que se instaló la actual Legislatura y es tiempo que no se ha nombrado a quien será su Contralor, en tanto los trabajos avanzan sin que haya quién observe que todo se realice en el marco de la legalidad, pues, si bien se cuenta con un encargado de Despacho, se requiere al titular, como lo establece la ley, manifestó el diputado perredista Cuauhtémoc Escobedo Tejada.
Aunado a esto, dijo que son 470 las iniciativas que se tienen en la congeladora, herencia de las dos legislaturas pasadas y, si bien hay varias que por su improcedencia tendrán que ser desechadas, hay otras que tendrán que ser analizadas y complementadas, de ser necesario.
Refirió que una de las iniciativas que han sacado adelante es la reforma para que, en los municipios, no sea el alcalde quien nombre al responsable del órgano interno de control, que es el ente vigilante en los procesos del uso de recursos públicos, pues, como estaba, se prestaba a que hubiera indicios de corrupción o simulación, pero “ahora ya lo elegirá el pleno de los respectivos Cabildos, quienes, por votación absoluta o de mayoría, optarán por elegir o no a la persona que sea propuesta”.

¡Participa con tu opinión!