La crisis en el sector ganadero de Aguascalientes se intensifica ante la severa sequía que impide la recuperación de forrajes para el ganado, alertó Juan Pablo Franco Díaz, presidente de la Unión Ganadera Regional.
La situación se agrava con el bajo nivel de almacenamiento de la Presa Plutarco Elías Calles, que actualmente se encuentra al 11% de su capacidad, limitando el riego a 6,000 de las 11,000 hectáreas del Distrito de Riego 01.
La falta de precipitaciones compromete seriamente los cultivos destinados a pasturas y forrajes, esenciales para la alimentación del ganado. La imposibilidad de realizar cosechas de invierno, como avena y triticale, debido a la ausencia de lluvias, elimina una alternativa crucial para mitigar los efectos de la sequía.
Franco Díaz destacó que la producción local de alimento para ganado, centrada en el silo, es insuficiente, forzando a los ganaderos a buscar forrajes en estados vecinos como Michoacán y Guanajuato, donde los costos son elevados. La escasez de pasturas en Aguascalientes y los altos precios complican aún más la situación.
La dependencia de la Presa Plutarco Elías Calles es un factor crítico, ya que aquellos que no cuentan con acceso a agua de pozo se ven particularmente afectados. Sin una mejora en las condiciones de lluvia, la única alternativa será importar alimentos de estados vecinos, siempre que estos estén disponibles, especialmente durante los próximos meses de la temporada de calor.