Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Marcelo Ebrard, Canciller de México, dijo que sería “suicida” no investigar al General Salvador Cienfuegos luego de haber conseguido un acuerdo histórico con Estados Unidos para lograr su retorno.

“Me he puesto un principio: el General Cienfuegos va a ser sujeto a una investigación en México, para eso se pidió a Estados Unidos toda su evidencia; no quiere decir que ya llegó a México y ya no está sujeto a un proceso de investigación.

“Para México no existe escenario de impunidad. Sería muy costoso para México haber optado por tener esa conversación con EU. Lograr que se desestime por primera vez en la historia los cargos contra un ex Secretario de la Defensa, que se ha retornado a México y luego no hacer nada sería casi suicida”, expresó Ebrard.

En conferencia en Palacio Nacional, el Secretario de Relaciones Exteriores dijo que se buscará mejorar la cooperación bilateral con Estados Unidos, para que no existan nuevamente desacuerdos.

“Se informó sobre esa investigación, no, se violó ese acuerdo, sí; eso fue lo que dijo México. En consecuencia, si se vio lo del acuerdo, no estoy hablando de la persona, sino del principio, de la soberanía de México.

“Muy simple, en esto hay dos caminos: o se repara esa relación que existe entre ambos o nosotros pondremos sobre la mesa revisar toda la cooperación. En esto hay dos caminos: o se repara esa relación que existe entre ambos o nosotros pondremos sobre la mesa revisar toda la cooperación, porque ¿Quién lo puso en duda? Nosotros, no”, señaló Ebard.

Mientras que el Presidente Andrés Manuel López Obrador expresó que la intención no es romper la relación con EU, sino que haya respetuo mutuo.

“Sobre la cooperación, continúa con el Gobierno de Estados Unidos, con el Departamento de Justicia continúa el trabajo de cooperación. No es la intención romper con la operación, solo es que se mantenga el respeto mutuo y que se cumpla con los acuerdos”, aclaró.

Además, afirmó que el General Salvador Cienfuegos será juzgado por un tema de justica, no por cuestión política o de venganza.

“Entonces, ahora es distinto, lo comentaba yo ayer, ya hay un cambio. Las autoridades en México, en este caso la Fiscalía de México, va a hacerse cargo de la investigación y va a resolver si existen elementos para juzgar al General Cienfuegos o no, porque no se puede acusar a nadie si no hay pruebas; por consigna no, por política no, por venganza no, es justicia”, aclaró López Obrador.

El Mandatario federal negó que México haya amenazado a Estados Unidos con expulsar a agentes de la DEA si no retornaban a Cienfuegos.

“Ahora están diciendo de que amenazamos con expulsar a los agentes de corporaciones extranjeras, no no, no amenazamos a nadie. Lo único que hicimos, por la vía diplomática, fue expresar nuestra inconformidad y nos entendieron muy bien Y se resolvió en esta primera instancia, ahora la Fiscalía va a llevar a cabo la investigación”, aclaró el Presidente.