Aunque las medidas protocolarias de salud durante la pandemia no incluyen hacer actividades que conlleven la reunión de grupos numerosos de personas, algunos actores políticos no han actuado en acato de ello, pues además de hacer recorridos de proselitismo por mercados y tianguis, tienen reuniones en colonias, desayunos y comidas con sus simpatizantes, registros de aspirantes y hasta bailes callejeros multitudinarios y sin protocolo sanitario, y no se tolerará más esta situación.
Lo anterior fue advertido por el director de Regulación Sanitaria y de la Guardia Sanitaria, Octavio Jiménez Macías, luego de la instalación del Comité de Salubridad en el que en conjunto con el Instituto Estatal Electoral, desarrollarán medidas, para que los partidos políticos firmen una carta compromiso que les obligue a cumplirlas, en favor de un sano desarrollo de campañas con medidas sanitarias, como el tiempo lo exige.
Aunque es difícil definir cuál es el aforo que resultaría responsable para evitar riesgos, podría quedar claro que dependerá del espacio al que lleguen a hacer proselitismo y si éste es abierto o cerrado.
Sobre las reglas y sanciones que imperarán, el presidente del Consejo General del Instituto Estatal Electoral, Luis Fernando Ramírez, resaltó que el principal castigo podría ser el de los ciudadanos que decidan no votar por los partidos y candidatos que se muestren irresponsables, al poner en riesgo la salud de la población.
De ahí que por lo pronto, “analizaremos la obligatoriedad de los protocolos y sus consecuencias legales”, aunque el castigo inmediato es que los ciudadanos verifiquen el comportamiento de los abanderados de las distintas fuerzas partidistas, y no sólo analicen sus propuestas, sino también si acaso ponen en riesgo la salud de los electores.
Comentó que uno de los primeros eventos en el que se tendrá que aplicar el protocolo sanitario electoral, será en los actos de registro de candidatos, pues es en estos cuando por lo regular se aglutina un número importante de personas, “vamos a tener que dejar de lado esa actividad de mostrar músculo”, de ahí que el protocolo tendrá que estar listo antes del 15 de marzo en que inicia el proceso de registro.