El Padre Rogelio Pedroza González, confirmó que este año, no se desarrollarán las tradicionales posadas con el rezo del Rosario en la vía pública, y la convivencia con tamales y atole, entre las familias; tampoco al interior de los templos se harán los rituales acostumbrados.
Ya se acordó con los decanos y éstos a su vez con los párrocos, actuar con prudencia y no permitir convivencias que no garanticen la sana distancia; ello no debe debilitar la fe, es una decisión responsable, que debe ser secundada por las empresas y población en general; no pongamos en juego la vida propia y la de los demás por un rato de diversión.
Recomendó a las familias no perder el sentido cristiano de las Posadas; hay que poner en el hogar un nacimiento, para acompañar a la Virgen María y San José en la espera del Hijo de Dios.
Es importante el rezo de Santo Rosario en familia; hacer la petición de posada y compartir la cena entre familia, entre los que habitan la casa, para evitar aglomeraciones.
En esta crisis sanitaria debe hacernos crecer en humanidad y fraternidad: nos da la oportunidad de ser mejores cristianos.
Asimismo, hizo un llamado a cuidar el aguinaldo, a tener una sana jerarquía de valores para evitar despilfarros, para que nunca falte comida en la mesa, y de ser posible, compartirla con los más necesitados.
El vocero oficial de la Diócesis y el P. Ricardo Veloz Cuéllar, director de FASA (Fraterna Asistencia Sacerdotal de Aguascalientes), lamentaron profundamente la muerte del Obispo; el secretario canciller, P. Daniel Escobedo Torres y el vicario general, P. Javier Cruz Muñoz, a nombre de la Curia y Presbiterio, hicieron lo propio.