Jesús Guerrero
Agencia Reforma

CHILPANCINGO, Guerrero.-Félix Salgado Macedonio advirtió que si el Instituto Nacional Electoral(INE) no le regresa la candidatura a la Gubernatura no habrá elecciones en Guerrero el próximo 6 de junio.

“Si vamos en la boleta hay elección si no vamos en la boleta, no hay elección”, aseguró Salgado.

Momentos antes de reiniciar la caravana que él encabeza hacia la Ciudad de México para instalar un plantón afuera de las instalaciones del INE para esperar la resolución si le regresa o no la candidatura, el morenista expuso que van a aplicar aquí en Guerrero el artículo 39 de la Constitución General de la República que establece que la soberanía radica en el pueblo.

“Si dice el INE que no vamos en la boleta (electoral) no habrá elecciones en Guerrero, tope en lo que tope”, dijo.

Esto de que no habrá comicios, explicó, fue un acuerdo que la mañana de este domingo aprobaron en Iguala durante una asamblea.

Durante el mitin, Salgado preguntó a sus seguidores: “¿Quieren que haya elecciones para diputado locales y diputado federales?”

“¡Noooooo!”, le contestaron.

“Entonces nos vamos aplicar en Guerrero porque aquí no habrá elecciones porque no hay poder que esté por encima del pueblo, ni el Ejecutivo, Judicial ni el Legislativo”, dijo a sus simpatizantes que lo acompañan en su caravana.

La movilización que encabeza Salgado empezó este sábado en Acapulco y anoche pernoctó en Iguala, donde sus seguidores prendieron antorchas y realizaron una verbena.

Este domingo a las seis de la mañana Salgado dirigió una asamblea en la que uno de los principales acuerdos fue la de que en Guerrero no haya comicios si él no participa como candidato a Gobernador.

El aspirante, quien es acompañado por su esposa e hijas, afirmó que en este proceso electoral ha sido víctima de una guerra sucia y que a toda costa lo quieren sacar de la contienda.

“Yo no tengo ningún impedimento legal para ser candidato porque no estoy sentenciado de algún delito”, afirmó el senador con licencia quien ha sido acusado de violación y abuso sexual.

En el mitin en el Zócalo de Iguala, Salgado afirmó que hay tres elementos que establece la ley electoral para que él deje de ser candidato, que renuncie voluntariamente, que se enferme o que fallezca.

“Yo no estoy enfermo, nunca me enfermo, no voy a renunciar y no creo que muera, al menos que me maten, pero no creo porque aquí es el pueblo el que me cuida”, expresó.

El morenista aseguró que van a la Ciudad de México a protestar de manera pacífica esperando que resuelva el INE y que si éste le reitera la cancelación de su registro como candidato interpondrá un recurso ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Sin mencionar su nombre, Salgado acusó al candidato de la coalición PRI-PRD, Mario Moreno Arcos, de realizar una campaña ostentosa.

“Pero a él (a Moreno Arcos) el INE no le dice nada, no tiene ninguna amonestación, es incólume, impoluto, una chulada, impecable”, advirtió.

El abanderado del PRI-PRD, sostuvo, se traslada en avión para llegar a sus actos de campaña que realizar en los municipios.

“Se paga a mil dólares la hora (por la renta del avión) y la caravana de camionetas blindadas, y los tinacos y el dineral que andan repartiendo a diestra y siniestra y para allá no ve ni tiene ojos el INE, y para acá sí”, mencionó.

Tras el acto político en Iguala, Salgado y sus seguidores retomaron la movilización hacia la Ciudad de México.