El titular de SEFI, Carlos de Jesús Magallanes García, informó que en el 2021, no habrá despidos de burócratas, se conservará la misma estructura del gobierno; tampoco habrá ajustes en lo que resta del año, por lo que los servidores públicos y sus familias, pueden estar tranquilos.

A cambio, las dependencias deben ajustarse el cinturón, razonar su gasto en renglones prioritarios; no habrá privilegios en gasto corriente, por lo que se harán ajustes en viáticos, rentas, papelería; la reposición de equipos puede esperar y otro tipo de erogaciones.

El funcionario dejó en claro que debido al recorte presupuestal, tanto las autoridades estatales como municipales, deben enfocar sus acciones para activar la economía, porque ello además de que da estabilidad a las familias, al generarse gasto, hay más recaudación local.

No pueden descuidarse los programas de impacto social; otra prioridad es la salud, seguridad y la educación, que va ligada al crecimiento del Producto Interno Bruto.

Detalló que las dependencias estatales, tendrán un ajuste del 20 por ciento en su presupuesto 2021, por lo que deben ser más creativas; es fundamental el equilibrio en su gasto.

Asimismo, en reunión que tuvo con los tesoreros de los municipios también los exhortó a ser muy cuidadosos en su erogaciones, a realizar una adecuada planeación, para que no se trunquen las metas de sus programas prioritarios, y tampoco, se agoten las arcas antes de que finalice el año, para no poner en riesgo el pago de aguinaldos.

En el ámbito estatal, reconoció que uno de los rubros en que ha bajado la recaudación, es en el Control Vehicular 2020; la meta de recaudación es de 270 millones y el avance hasta el pasado 15 de octubre fue de 242 millones, lo que representa un avance del 89%; en número de contribuyentes ha cumplido sólo el 60%, cuando el año pasado a estas alturas, era del 80%, pero se entiende por el impacto económico de la pandemia.

En apoyo a los causantes, se cuenta con un esquema de estímulos de hasta el 90% de descuento en multas y recargos.