Luis Homero Echeverría 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Sin determinar aún una fecha exacta para el regreso de los partidos en la Liga MX, el consenso entre los 18 clubes del circuito es que todos comenzarán a jugar al mismo tiempo y en sus respectivos estadios, cuando esto sea posible.
Tras la presentación del plan para el regreso a la nueva normalidad que hiciera el Gobierno Federal el pasado miércoles, los representantes de los equipos sostuvieron ayer una sesión virtual con el presidente de la Liga, Enrique Bonilla, en la cual se dejó en claro que no hay intención de reanudar el Clausura 2020 de forma escalonada ni de llevar a cabo juegos en las sedes que puedan reincorporarse más pronto a la actividad, de acuerdo al semáforo con que se controlará el fin del confinamiento en cada región.
La tendencia de los presidente de los clubes es que alguna de esas medidas podría conceder ventajas a algún equipo con miras al cierre del torneo.
Pero la Liga y los equipos no tienen objeción en que algunos clubes ya comiencen a retomar sus entrenamientos, de acuerdo al aval de sus autoridades estatales.
Clubes como Tigres y Chivas ya han manifestado su intención de retomar las prácticas el 1 de junio, en espera de que a finales del mes o el primer fin de semana de julio pueda regresar la actividad de partidos.