Al no haber condiciones económicas para autorizar un ajuste en las tarifas del servicio de transporte público en sus diferentes modalidades, el precio del camión urbano, taxis y combis se mantendrá como hasta ahora, de acuerdo con la determinación tomada en el marco de la sesión extraordinaria del Consejo Consultivo del Transporte Público del Estado.

Esta decisión fue publicada de inmediato en el Periódico Oficial del Estado ayer, de ahí que en la modalidad de colectivo urbano, la tarifa pública se mantiene con un costo de $9.50, mientras que la preferencial para adultos mayores, personas con discapacidad y estudiantes sigue con un valor del 50% de la pública, es decir, de $4.75 pesos por viaje.

Para el caso de taxis, el banderazo sigue en $13.50, el costo por kilómetro se mantiene en $3.60 y la caída por tiempo, es decir, la distancia cada 60 segundos o 250 metros, se seguirá cobrando en 90 centavos.

En combis seguirá vigente la tarifa de cobro por kilómetro recorrido, es decir, de $9.00 en una distancia de 0 a 10 kilómetros recorridos; $0.98 centavos por kilómetro cuando la distancia es de 11 a 20 recorridos; $0.78 centavos por kilómetro en una distancia de 21 a 30 kilómetros; $0.68 centavos por kilómetro en una distancia de 31 a 40 kilómetros; $0.64 centavos cuando se recorren de 41 a 50 kilómetros; $0.55 centavos por kilómetro cuando la distancia es de 51 a 60 kilómetros; $0.54 centavos por kilómetro de 61 a 70 kilómetros recorridos; así como $0.53 centavos por kilómetro de 71 a 80 kilómetros.

En la decisión de mantener las tarifas como hasta ahora, tras la revisión de costos de operación, aumento de combustible y refacciones, así como la intención de mejorar las condiciones laborales de los operadores, se dejó en claro que no están dadas las condiciones para hacer el ajuste al alza, pues un aumento representaría una afectación a los bolsillos de los aguascalentenses y de los miles de usuarios que a diario utilizan el servicio.

La contingencia sanitaria que se arrastra desde el año pasado, ha lesionado el bolsillo de todos, y en el caso de los usuarios del transporte público, se deberá atender también sus requerimientos, y éste no es tiempo para que haya un desembolso más por el concepto de transporte.

Ricardo Serrano, coordinador de Movilidad del Estado, hizo hincapié que prevalece el compromiso de seguir mejorando y fortaleciendo el servicio, para lo cual se mantiene estrecha coordinación con los concesionarios, agrupaciones y operadores, de ahí que seguirá aplicándose una estrategia integral que implique la generación de alternativas y acciones que permitan disminuir los costos operativos y aumentar la rentabilidad en cada una de las modalidades que prestan el servicio de transporte público.