Willebaldo Nava García 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Luis Hernández siempre tuvo su larga cabellera en la parte alta de la lista de prioridades, a tal grado que incluso ella lo privó de jugar para las Chivas del Guadalajara.

Aprovechando la cuarentena por el Covid-19, el ex delantero mundialista compartió una curiosa anécdota en sus redes sociales, en la que contó que justo antes del Mundial de 1998, tuvo la oportunidad de jugar para el Rebaño Sagrado.

Sin embargo, fue su cabello largo el gran impedimento ya que, explicó, la directiva tapatía le pidió cortárselo, algo que el “Matador” se negó rotundamente.

“Antes de irnos al Mundial me habló mi representante y me comenta que Chivas me estaba buscado. Yo dije ‘ok vamos a jugar allá’. Y me dice mi representante ‘pero hay un detalle, el presidente quiere que vayas pero que te cortes el pelo”.

“Y yo le dije: ‘nombre que chingue a su madre'”, explicó Hernández.