No estoy muerta

CDMX. -Los problemas de salud que enfrenta Celine Dion no han mermado su pasión como artista, según la cantante, es sólo una pequeña parte de su monumental historia.
«No estoy muerta», declaró la cantante a la AFP en la alfombra roja el lunes, antes del estreno del documental I Am: Celine Dion en Nueva York.
El filme se centra en la carrera de la artista y en su diagnóstico de síndrome de la persona rígida, una enfermedad neurológica que la ha obligado a retirarse de los escenarios.
Para la canadiense, la decisión de hablar de su padecimiento es a la vez «el mayor regalo y la mayor responsabilidad» y espera servir de inspiración a personas con situaciones similares.
«Es duro estar aquí, al mismo tiempo, estoy muy conmovida», dijo en su francés natal.
«Siento que todavía tengo mucho apoyo y mucho amor y espero que este documental ayude, porque a mí me ayudó mucho», agregó.
La artista de 56 años, conocida por éxitos como «My Heart Will Go On», de la banda sonora de Titanic, reveló en diciembre de 2022 que le habían diagnosticado el síndrome de la persona rígida (SPR), un trastorno autoinmune progresivo que no tiene cura, y que le obligó a cancelar indefinidamente sus actuaciones.
El tratamiento ayuda a aliviar los síntomas de esta enfermedad, que puede provocar rigidez muscular en el torso, los brazos y las piernas y espasmos graves que pueden hacer que su voz se quiebre de forma incontrolable.
Irene Taylor, directora de la película, declaró que la única petición de Dion había sido poder contar su propia historia, con sus propias palabras.
«Fue como música para mis oídos de narradora. Se abrió y fue muy auténtica (tanto) en su alegría como en su sufrimiento», relató.