Víctor Manuel García López, secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de Hospital Hidalgo, sostuvo que los 980 trabajadores sindicalizados de este nosocomio tienen garantizada la permanencia en su puesto de trabajo ante el inminente cambio de sede. Añadió que se va a mantener el contrato colectivo de trabajo y que la nueva infraestructura mejorará las condiciones de trabajo.
Al respecto, comentó que una de las mejoras será el área de estacionamiento, ya que en la actualidad muchos médicos deben pagar por una pensión en las inmediaciones del hospital, dinero que se va a ahorrar porque en la nueva sede va a haber cajones de estacionamiento exclusivos para los trabajadores.
García López dijo que para no perjudicar al personal que no cuenta con vehículo propio, se ha hecho extensiva una petición a las autoridades para que se amplíen las rutas que conduzcan al nuevo nosocomio, esto, para que sea más fácil el acceso al nuevo hospital para trabajadores, pacientes y sus familiares.
Apuntó que no hay una fecha oficial para llevar a cabo el cambio de sede, pero se prevé que será entre los meses de octubre y diciembre; precisó que serán las autoridades del nosocomio las encargadas de decir cuáles serán los departamentos que iniciarán la migración, pues la clínica se divide en áreas administrativa, médica y paramédica.
Finalmente, el secretario general del Sindicato Único de Trabajadores del Hospital Hidalgo comentó que la única inquietud entre la base trabajadora es conocer la fecha exacta para que empiece la migración, pero “el ambiente es positivo, porque en general las actuales instalaciones presentan problemáticas, por ejemplo, con las lluvias se han registrado goteras”.