Coparmex Aguascalientes se adhirió al rechazo del sindicato patronal a nivel nacional del Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024, tal cual está redactado y aprobado, pues resultó ser un manifiesto político y no como debió haber sido, un plan estratégico.
A través de un comunicado, su presidente, Raúl González Alonso, expuso que el documento respaldado como mero trámite por legisladores federales de MORENA, no incluye una visión ambiciosa, bien planeada y realista para el país.
Destacó que tan sólo en sus primeras 64 páginas no existen métricas, indicadores base o líneas de acción específicas para los próximos cinco años; hace un recuento de culpas al pasado y en su anexo, hay métricas que contradicen las primeras, así como errores de cálculo.
En ese sentido, dijo que la meta sexenal de crecimiento promedio fijada en 4%, no es alcanzable y al paso que vamos y con los recortes a expectativas de crecimiento para éste y el próximo año, el país tendría que crecer a tasas superiores al 5.2% anual a partir del 2021 y hasta el 2024, lo cual es poco factible.
Además, en el anexo hay metas poco adecuadas e importantes ausencias, pues por un lado en educación se sigue apostando a indicadores que no reflejan la calidad educativa nacional y, por el otro, temas como ciencia, tecnología y paridad de género no cuentan con indicadores para dar seguimiento a las políticas públicas que se implementen.
Igualmente, en materia de seguridad se habla en el documento político que para 2024 se habrán reducido los índices delictivos en 50%, pero en el anexo técnico se subraya que tal disminución será tan sólo del 15%.
González Alonso indicó que la postura de Coparmex a nivel nacional es en el sentido de que los programas sectoriales cubran las deficiencias del PND con metas y estrategias claras, entre ellas las de la agenda prioritaria como educación, energías, estado de derecho, anticorrupción y desarrollo de infraestructura.
Finalmente, consideró que en general el PND no es un plan, pues no tiene acciones concretas ni mecanismos de evaluación, por lo que su aprobación bajo ese formato es una apuesta más para el fracaso del país.