Las empresas del sector automotriz que pretendan regresar a la actividad económica deberán hacerlo bajo estrictas medidas sanitarias y de seguridad para evitar un repunte en los casos de COVID-19 y que no se colapsen los hospitales en Aguascalientes, estableció el médico infectólogo e internista Francisco Márquez Díaz.

El especialista advirtió que aquellas empresas que busquen reanudar la actividad productiva deben contar con un plan de traslado y de manejo de personal, así como de disminución de contactos, el uso obligatorio de cubrebocas que en algunas líneas de producción ya lo han tenido, sobre todo en el ingreso y la salida. “Las empresas deben tener toda la precaución sobre todo las que mueven personal, porque el traslado suele ser desde los municipios, entonces los camiones deberán de respetar las recomendaciones que se hacen para el transporte urbano”.

Asimismo, dijo que también deberá preguntarse a los hospitales en Aguascalientes, sobre todo del Seguro Social y al Hidalgo, si están en plena capacidad de atender a más pacientes, en caso de que hubiera un repunte por el inicio de la actividad productiva, sobre todo tomando en cuenta que el IMSS tiene una frecuencia alta de infecciones en trabajadores de la salud. “Hay que considerar no sólo que se puedan enfermar más ciudadanos, sino que dentro de los ciudadanos está el personal de salud y eso limita la fuerza de atención, entonces sí se tienen contempladas todas esas medidas como precautorias, quienes tengan que tomar esas decisiones, lo harán con plena noción de lo que se está haciendo”.

Enfatizó que por lo que respecta a la actividad de antros y bares, por lo pronto no se recomienda su apertura aún, toda vez que este tipo de lugares pueden generar una mayor exposición y provocar muchos más casos de los que se pudieran controlar. Mientras que con los restaurantes lo recomendable es que se mantenga el servicio para llevar.

Finalmente, Márquez Díaz lamentó que en la festividad del 10 de mayo, no toda la población respetó la sana distancia y hubo muchas reuniones y convivencia, por lo que estarán atentos al comportamiento de la pandemia el siguiente fin de semana en el estado, a ver si no hay un repunte importante de casos, ya que, de lo contrario, deberá analizarse bien la conveniencia de la reapertura de la actividad productiva en el estado.