Lencería roja para que el 2017 venga cargado de amor; los borreguitos atraerán el dinero; velas color oro, plata y bronce ayudarán a la abundancia, mientras que las verdes y moradas, son para poder resolver situaciones difíciles. Todos deseamos que el próximo año sea mejor que el que estamos por dejar, así que si es necesario sacar a pasear la maleta, vestir de algún color en específico, barrer la casa de noche, rodearse de monedas doradas o comer las doce uvas, durante la noche de año nuevo, no habrá poder humano que nos lo impida.
Estas fechas están cargadas de armonía, felicidad, buenos deseos y rituales, muchos rituales. Para los católicos, podría resultar pecaminoso confiarse en alguno de estos amuletos, sin embargo, el sacerdote Felipe Gutiérrez Rosales, recalca que no son actividades que esta iglesia repruebe o esté en desacuerdo, siempre y cuando ninguno de estos rituales se haga con superstición ni suplanten el papel Dios; “lo malo es cuando estas cosas se hacen obstinadamente y llegando a la superstición”, subrayó.
En opinión del sacerdote, los rituales no se oponen a la religión católica, algunos hasta forman parte de ella, considerando que muchos de estos pueden ser una predisposición a vivir mejor, no obstante, hay que tener cuidado en el uso, pues para quienes no los entienden, pueden ser nocivos y traer un poco de perturbación a su forma de pensar, apuntó
Exhortó para que para el próximo año cada persona se haga consciente de su propia vida, responsable de sus actos y se transforme para bien, para así contribuir a que el año que está por llegar, sea mucho mejor que el que está concluyendo.
Por otro lado, Santiago Martínez tiene cerca de 30 años comercializando amuletos en la parte alta del mercado Terán y sostienen que año tras año el número de clientes que buscan “echarse una manita”, mediante alguno de estos artículos, ha ido en aumento.
Para estas fechas su negocio está bien surtido de velas de diferentes colores, borreguitos, corderos, piedras, semillas, entre otros artículos que prometen contribuir para que prospere el amor, la felicidad y el dinero.
Las velas son las más adquiridas para estas fechas, pues según don Santiago representan los 12 meses del año y cada color sirve para algo en específico; por ejemplo, sostiene que las color oro, plata y bronce ayudan a la abundancia; mientras que el rojo y rosa son para tener más éxito en el amor y la unión familiar; asimismo, el verde y morado son para poder resolver situaciones difíciles. El ritual consiste en prenderlas en el centro de la casa la noche de Año Nuevo y acompañarlas con algunas oraciones.
“La oración es lo más importante, para agradecer el año que se nos va y pedir para el que viene”, apuntó.
Otro de los amuletos más recomendados son los borreguitos, pues asegura que con colocarlos detrás de la puerta, traerán a tu hogar la abundancia; “éste nos ayuda a que el dinero que entre a la casa no sea escaso y no se nos vaya fácilmente”, explicó.
Lo que es cierto, es que para confiar en este tipo de recursos no hay edad mínima ni límite, pues tanto chicos como grandes buscan dotarse de los mejores amuletos para recibir el Año Nuevo, en espera de romper los pronósticos que indican que el 2017 será un año complicado.

¡Participa con tu opinión!