Sea quien sea la empresa que opere las concesiones de agua potable en el estado, podría ser sancionada de no cumplir con el requerimiento de garantizar el suministro a la población, pues en este tiempo más que nunca, el vital líquido debe estar disponible, externó el director de Regulación Sanitaria del ISSEA, Octavio Jiménez Macías.
“Se tiene claro que ante la pandemia a la que se hace frente por COVID-19, la exigencia es que haya higiene para cuidar la salud, pero si no hay agua será difícil que la ciudadanía pueda participar en las campañas de cuidados personales y familiares”.
Desde que se hizo presente el coronavirus en Aguascalientes se pidió a los operadores de los servicios de agua en todo el estado que se no limitaran la dotación del vital líquido, pues la ciudadanía lo requiere para seguir las indicaciones de higiene recomendadas.
Y como el agua no debería faltar en los hogares es que la responsabilidad del personal de regulación sanitaria es monitorear que haya agua en todos los lugares, principalmente en aquellos donde no cuentan con la infraestructura para que les llegue de manera directa, así como en colonias de escasos. En ello, participa la administración estatal a través del Inagua.
Por ello es que han estado acudiendo a las comunidades más alejadas a fin de verificar que la gente cuenta con agua y puedan cumplir con los protocolos de higiene que están pidiendo como medida preventiva, explicó el funcionario.

“En algunos casos se estarán levantando actas si es que algún organismo operador no cumple con su responsabilidad de llevar el vital líquido a la población, pero también se dará derecho de réplica (…) En este tiempo de contingencia, hay que enfocar todos los esfuerzos para que todas las colonias tengan agua”. Octavio Jiménez Macías

LAS SANCIONES
· Van de los mil a los 4 mil salarios mínimos a la revocación de la concesión