Antonio Baranda
Agencia Reforma

LOS ÁNGELES, EU.-«Eres el diablo», le dice a Naasón Joaquín García una de sus víctimas de abuso sexual, «eres el anticristo, un monstruo», le suelta después la madre de otra menor abusada sexualmente por el líder de La Luz del Mundo.
El hombre de 53 años escucha los reproches y calificativos, pero no voltea a ver a las víctimas; en el salón 101 de Centro de Justicia Criminal mantiene fija la mirada al frente y permanece serio con su cubrebocas y su uniforme naranja. Apenas si cruza palabra con su abogado.
Le dictan una sentencia de 16 años 8 meses de prisión por abuso sexual contra tres niñas, pero libra un juicio que lo pudo haber llevado a una condena mayor. Naasón aceptó un acuerdo de culpabilidad por 3 de los 19 cargos que le imputaban.
«Nunca deja de asombrarme lo que las personas hacen en nombre de la religión y la cantidad de vidas que son arruinadas con la excusa de un ser supremo», le dice el Juez Ronald Cohen al líder religioso, «es usted un depredador sexual».

‘Me rompiste’
Durante la audiencia de ayer, en la que Nassón fue sentenciado, el Juez Cohen permitió que víctimas directas y familiares de éstas relataran los abusos cometidos por el autollamado «Apóstol de Jesucristo».
Entre lágrimas y gritos de desesperación, una joven relató -en inglés- que Naasón abusó de ella «una y otra vez» en la sede de La Luz del Mundo, ocasionándole un «rompimiento» personal que todavía no supera.
«Fue desagradable e inmoral, fui muy estúpida, usaste tus privilegios para abusar de mí, no había entendido lo que estaba sucediendo, afectaste mi vida, me hiciste creer que lo que había pasado era una bendición», contó.
«Traté de resistir, llegué a pensar que estaba ‘ok’, porque me hiciste creer que eras la representación de Cristo. Me rompiste, yo sólo confié. Lo hiciste una y otra vez, fue lo más desagradable que me ha pasado. Eres el diablo».
La madre de una víctima, cuyo nombre no fue revelado, contó llorando que un día su hija comenzó a cambiar su comportamiento después de visitar a Naasón: se la pasaba llorando, enojada, no dormía.
«Él era todo para nosotros, era un santo. Pero un día mi hija me confesó lo que ya presentía yo: que la (obligaba) a hacer cosas que no les gustaban y que la violó. Yo no sabía qué hacer. Nos mandó decir que si decíamos algo, él tenía mucho poder», expresó.
La mujer dijo al juez que buscó ayuda con gente de la Iglesia, pero le recomendaron no decir ni denunciar nada porque, si lo hacía, toda la congregación se pondría en contra de ella y de su familia; también le recordaron que Naasón tiene mucho poder e influencias.
En total, hablaron en la audiencia 5 víctimas (3 eran menores de edad al momento de los abusos del líder religioso), 2 madres y una persona que acudió en representación de otra niña abusada sexualmente.
Cada una pidió al Juez Cohen que impusiera una pena mayor por la gravedad de los delitos; sin embargo, el impartidor de justicia argumentó que estaba «atado de manos» debido al acuerdo de culpabilidad.

‘Nos defraudaste’
Tras conocer la sentencia, víctimas, parientes y sus abogados expresaron su inconformidad con el fallo; lo calificaron como una injusticia, un «escupitajo» y hasta dejaron entrever que hubo corrupción.
«Lo que hoy acaba de pasar ojalá que nunca lo viva el juez con sus hijos, ni Naasón Joaquín, porque lo que acaban de hacer es un acto completo de corrupción, le abrieron la puerta a los pedófilos de California», expresó Sharim Guzmán, esposo de Sochil Martin, una de las víctimas.
«Juez Cohen, depositamos la confianza de la justicia en ti, nos defraudaste. Hoy era el día y todo este sistema quebrado las defraudó; las muchachas merecían toda la justicia, tengan cuidado con sus hijos porque Naasón Joaquín en 10 años puede violar a sus hijos en California, en México y donde se encuentre esa secta, no es justo».
Moisés Padilla, quien formó parte de la iglesia y fue abusado sexualmente en la década de los 90, afirmó que la sentencia de ayer es apenas el inicio de una batalla legal en contra de Naasón y la Luz del Mundo.

Cadena perpetua
Sergio Meza, tío de dos de las víctimas de Naasón y ex pastor de la Luz del Mundo, consideró en entrevista que el líder religioso merece cadena perpetua.
«Eso que ha cometido, los delitos son muy graves y ameritan 100 años o cadena perpetua, estábamos esperando una sentencia de 50 para arriba, pero no 16 años», expuso
«Entonces, en esta forma nos sentimos decepcionados, no sé con quién, si con la justicia o si intervino algo monetario, no sabemos, pero sí hay una decepción».
Meza, quien acudió ayer a la audiencia en Los Ángeles, perteneció 16 años a la Luz del Mundo; dos de sus sobrinas fueron abusadas sexualmente por Naasón cuando eran niñas.

¡Participa con tu opinión!