Hasta el final de su administración, el gobernador Martín Orozco Sandoval se negará a entregar el Hospital Hidalgo al Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI), pues, así como se ha trabajado hasta ahora, se han tenido buenos resultados, a diferencia de los nosocomios que, en enero de 2020, fueron entregados a la Federación.

En entrevista, el mandatario manifestó que sería interesante que se hiciera un análisis de parte del sector salud federal a cada estado, para que vea cómo se ha actuado durante la pandemia y donde se pueda constatar que, mientras más se centralicen los servicios, menos calidad van a tener, pues se van a encontrar “con números fríos y tristes, porque va a haber muchos muertos o contagios, pero también la rapidez, la calidad y atención en el sector salud del estado”.

Comentó que, a nivel estatal, no se puede hablar mal del IMSS porque se debe reconocer que, durante la pandemia, hubo muy buena coordinación aquí, pero “cualquier otra cosa, educación, salud o cualquier otro servicio, mientras más centralizados estén, la calidad va a bajar”.

En Aguascalientes, se tiene “la chulada y súper Hospital Hidalgo, en calidad de servicios. Y, hasta que me vaya, no le voy a entregar nada, si ése es el objetivo”, reiteró y, particularmente, refirió que en esta entidad se ha tenido una inversión aproximada de 600 o 700 millones de pesos para atender la pandemia y ha sido todo de recursos estatales.

Además, en materia de salud en Aguascalientes, continuarán las inversiones, ejemplo de ello son los 80 millones de pesos que se aplicarán para concluir el edificio de enseñanza de especialidades en el Hospital Hidalgo, al que se vienen a preparar médicos de todo el país; inclusive, a nivel nacional, se tiene el reconocimiento de ser uno de los tres o cuatro mejores nosocomios en el país.

No hay niños muertos por cáncer
Por otra parte, y a diferencia de lo que ha ocurrido en otras partes del país, donde con el INSABI ha sido imposible satisfacer la demanda de medicamento y atención para niños con cáncer, en esta entidad, aseguró, no ha habido menores de edad fallecidos por esa causa.
“Aquí están siendo atendidos y, si acaso ha habido decesos, ha sido por la circunstancia de la enfermedad, que es lamentable, pero, por falta de atención o medicamentos a un niño con cáncer, aquí no”.