CDMX.- A pesar de padecer EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) desde hace años, que le dificulta respirar, Jorge Ortiz de Pinedo sigue actuando, produciendo y dirigiendo porque mientras Dios se lo permita y tenga oxígeno, dijo que continuará activo.
El actor de 74 años señaló que lo único que desea es oxígeno para seguir trabajando al frente de la serie Una Familia de Diez, que el domingo 11 de septiembre arranca su octava temporada por Las Estrellas.
«Ahí voy, sigo manteniendo el ritmo que traigo de trabajo», comentó en entrevista telefónica desde CDMX, donde requiere del concentrador de oxígeno, «me favorece estar al nivel del mar, pero sigo viniendo a CDMX. Allá en Acapulco no lo necesito porque allá la presión atmosférica es muy bajita.
«Estar al nivel del mar en Acapulco contra los 2 mil 250 metros de la CDMX, es muchísima la diferencia. Eso baja la oxigenación de cualquier persona, pero en mi caso me baja mucho más por los problemas que tengo de pulmón».
Además de padecer EPOC, debido a su adicción al cigarro que tuvo por más de 50 años, Ortiz de Pinedo luchó en dos ocasiones contra el cáncer de pulmón.
Pero ni su deteriorada salud lo ha detenido para seguir actuando, profesión que dijo, ama desde que era un niño.
Además de grabar 30 programas de Una Familia de Diez para las temporadas ocho y nueve, también se involucró en el spin-off de ¿Tú Crees?
El domingo 11 de septiembre arrancan la octava y novena temporada de Una Familia de Diez. (Paula Ruiz/Agencia Reforma)