El gobernador del Estado, Martín Orozco Sandoval, realizó un recorrido de supervisión por los diferentes puntos de vacunación anti-COVID, habilitados en la capital. Tras constatar una baja participación en personas de los 30 a 39 años de edad para estar protegidos en una primera dosis contra la pandemia, hizo un llamado a las personas a hacer un esfuerzo por acudir y no dejar pasar la oportunidad de estar protegidos contra el mortal virus.

El mandatario reconoció que ha sido difícil el convencer a las personas de las edades antes mencionadas, quienes en una gran parte se han rehusado a recibir el biológico. Sin embargo, precisó que se pudo haber apreciado menor movimiento en los puntos de vacunación en este grupo debido a que una gran cantidad de personas jóvenes son trabajadores del sector salud y educativo, lo cual en automático hace que disminuya el número de personas acudiendo a las jornadas.

Orozco Sandoval dijo que ante el periodo vacacional de verano, estarán también atentos al comportamiento sobre el número de casos positivos y reiteró a la población el acudir a los puntos de vacunación de manera oportuna para que la ocupación hospitalaria continúe a la baja.

SIN VACUNA, SIN FIESTA. El mandatario no descartó que se pudiera implementar un operativo especial de manera conjunta con autoridades y propietarios de centros de diversión, para de alguna manera obligar a los jóvenes a estar vacunados para poder ingresar a los mismos, aunque precisó que lo anterior es de manera voluntaria.

“Ya lo veremos eso, lo platicaremos con Municipio. La verdad es que eso lo tenemos que hacer hasta que haya pasado una semana de vacunación para jóvenes de 18 a 29 años. Esperemos que no haya ausencia, de lo contrario estaríamos tomando otras medidas -sin obligar a nadie porque esto es voluntario-, pero ojalá también entiendan…” Martín Orozco, gobernador