Dulce Soto
Agencia Reforma

Las bajas temperaturas no deben impedir que continúes con tu rutina de ejercicio.
El spinning es sólo una de las alternativas que hay para realizar actividad física en espacios cerrados, lo que evita que te expongas al frío y puedas enfermar, señala el instructor Eduardo González Arce.
Sin embargo, indica, es importante practicarlo de manera correcta para evitar lesiones y obtener los beneficios que aporta, como efectos cardiovasculares positivos, fortalecimiento de huesos, músculos o espalda y tonificar piernas y glúteos.
Actualmente, explicó el instructor master nacional de Precor, existen bicicletas fijas con tecnología virtual que brindan al usuario la sensación de estar pedaleando en exteriores, aunque en realidad se encuentre en su casa o en un gimnasio.
Eso permite realizar una serie de ejercicios dinámicos y divertidos, aseguró, mientras quema un alto gasto calórico.
Además, el spinning ayuda a mejorar la circulación de la sangre al disminuir la frecuencia cardiaca en reposo, sostuvo.

Los tips
El instructor comparte consejos para practicar spinning.

Calentamiento
– Asegúrese de tener una postura correcta para evitar lesiones.
(Espalda erguida y ambas manos en el volante, brazos rectos -sin forzar- y rodillas flexionadas)
– Haga movimientos circulares de brazos y piernas. Primero hacia la derecha y luego a la izquierda.
– Realice ejercicios de estiramiento para relajar los músculos.
– Comience a pedalear a un ritmo medio.

Cambios al pedalear
– Suba la velocidad del pedaleo a lo máximo que pueda.
– Alterna: siéntese y párese durante unos minutos.
– Al pararse, tome con fuerza el volante para impedir que el peso del cuerpo recaiga sobre las rodillas.
– En el asiento, pedaleé con una sola pierna mientras descansa la otra. Puede recargarla en el piso o mantenerla estática.
– Cambie de pierna.
– Disminuya la velocidad al pedalear.
– Relaje su cuerpo.
– Reinicie el ciclo.

¡Participa con tu opinión!