Oscar Fabián Gutiérrez Tenorio, director general del Instituto Nacional de Prevención de Quemaduras, reconoció que persiste la problemática de las quemaduras entre la población de Aguascalientes, siendo los niños los más afectados, por lo que urgió la necesidad de reforzar las acciones preventivas para reducir los índices de este tipo de lesiones.
Expresó su preocupación por la frecuencia de casos en los que niños sufren quemaduras, sobre todo en partes íntimas a causa de escaldaduras con líquidos calientes, una situación que demanda una atención inmediata y estratégica por parte de las autoridades competentes. En colaboración con la Asociación Mexicana de Quemaduras, se están realizando perfiles para identificar las causas de estos incidentes y diseñar estrategias efectivas de prevención.
Asimismo, dijo que en mayo próximo está planeada una visita de directores del Hospital y de la Universidad de Houston a Aguascalientes, con el propósito de explorar posibles alianzas con instituciones locales, como la Universidad Autónoma de Aguascalientes, a fin de fortalecer los esfuerzos en materia de prevención y tratamiento de quemaduras.
En cuanto a la prevención, dijo que el Instituto Nacional de Prevención de Quemaduras ha iniciado la segunda etapa de su programa, que incluye la capacitación de niños en escuelas primarias, especialmente en Jesús María, donde se ha observado un interés particular debido a eventos lamentables ocurridos en años recientes, además de que llevan a cabo la formación del personal de Protección Civil, bomberos, Cruz Roja y estudiantes universitarios, con una jornada de capacitación programada para el 25 de mayo en colaboración con la Asociación Mexicana de Quemaduras y la UAA enfocada a los profesionales de la salud y personal de emergencia para brindar una atención adecuada en caso de accidentes.