Entre las suspensiones temporales de 204 establecimientos, de 27 negocios cuyas multas suman siete millones de pesos, destaca una Financiera, porque los clientes son renuentes a usar cubrebocas, y una funeraria, por manejo inadecuado de sus servicios.
Por no cumplir con el protocolo de sanidad para su operación durante la contingencia por el coronavirus, se violaron las normas obligatorias en materia de disposición de órganos y tejidos, así como las reglas sanitarias de embalsamado; también por carecer de medidas preventivas básicas en sus instalaciones.
Permitieron que un cuerpo fuera velado en su domicilio, cuando debe proceder la incineración inmediata en personas que fallecen por sospecha o confirmación de COVID.
En consecuencia, hay el riego de que en la colonia Del Salto surja un brote de contagios por esta causa; se monitorea la zona para atender oportunamente los posibles contagios en sus primeros síntomas.
El responsable de la Guardia Sanitaria del ISSEA, Octavio Jiménez Macías, destacó que también se da especial seguimiento a las colonias que registran mayor incidencia, como Las Cumbres, Ojocaliente, Insurgentes, donde es fundamental el uso de cubrebocas, pero mucha gente hace caso omiso.