No da su brazo a torcer papá de Britney Spears

CDMX.- Britney Spears no podrá deshacerse tan fácilmente de la tutela de su padre, quien se opone a su suspensión inmediata respaldándose en declaraciones de la otra tutora, Jodi Montgomery, sobre problemas mentales de la cantante.
De acuerdo con documentos legales presentados ayer por James Spears al Tribunal Superior de Los Ángeles, Jodi se comunicó vía telefónica con él el pasado 9 de julio para expresarle su preocupación por el reciente comportamiento de la intérprete de pop y su salud mental en general.
“La Sra. Montgomery me explicó que mi hija no estaba tomando sus medicamentos de manera oportuna o adecuada, no estaba escuchando las recomendaciones de su equipo médico y se negó incluso a ver a algunos de sus doctores.
“Dijo que estaba muy preocupada por la dirección que estaba tomando mi hija y directamente me pidió ayuda para abordar estos problemas”, afirmó, según los papeles obtenidos por medios estadounidenses.
Sin embargo, James mencionó que, cuatro días después, recibió un correo electrónico en el que la tutora personal de Britney se retractaba de la mayoría de lo que dijo, además de descartar la necesidad de una retención.
“Mi única motivación ha sido mi amor incondicional por mi hija y el fiero deseo de protegerla de aquellos que tratan de aprovecharse de ella”, destacó James sobre por qué defiende su tutelaje. (Staff/Agencia Reforma)