La Fiscalía General del Estado mantiene abierta la carpeta de investigación relacionada con el caso de la contadora que fue reportada como desaparecida la semana pasada y que posteriormente fue encontrada ilesa.
Y es que dicha mujer ahora se encuentra bajo investigación, pues aparentemente pudo caer en falsedad en declaraciones tras detectarse inconsistencias en la versión que proporcionó al Ministerio Público.
La semana pasada la Fiscalía Especializada en Materia de Desaparición y Localización de Personas de la FGE, inició una investigación a raíz de una denuncia por la desaparición de la joven Brenda Jacqueline, de 22 años.
Sus familiares señalaron que a las 02:00 horas del día 2 de abril del 2020, salió de trabajar de una empresa ubicada en avenida Convención Norte y esquina con la calle Zaragoza, en el fraccionamiento Circunvalación Norte y desde entonces se desconocía su paradero.
Cuando agentes de la Policía Investigadora adscritos a la FEMDLP iniciaron las investigaciones, descubrieron que la joven había dejado en su lugar de trabajo sus pertenencias personales, como son su gafete, teléfono celular y un bolso.
Posteriormente, la misma familia reportó a la Fiscalía General del Estado que la joven ya había sido localizada y solicitaba que se suspendiera su búsqueda.
Sin embargo, por existir una carpeta de investigación abierta, Brenda Jacqueline fue trasladada a la Fiscalía Especializada en Materia de Desaparición y Localización de Personas, donde tras rendir su declaración ante el agente del Ministerio Público señaló que tras salir de su trabajo comenzó a caminar por avenida Convención Norte y a la altura del fraccionamiento San Cayetano fue interceptada por un automóvil del cual no se percató de sus características, del que descendió un hombre desconocido y por la fuerza la metió en la cajuela.
Señaló que dicho sujeto la mantuvo así durante varias horas, hasta que sin motivo alguno la abandonó en el monte, por lo que ella comenzó a caminar hasta llegar a la Basílica de la Virgen de San Juan, en el municipio de San Juan de Los Lagos, Jalisco, donde pidió apoyo a unas personas quienes le facilitaron un teléfono celular para comunicarse con su familia.
Tras informarles lo que había sucedido y el lugar donde se encontraba, uno de sus familiares fue a recogerla y la trasladó de nuevo a Aguascalientes.
Ante lo poco creíble de la versión de la joven, es que el Ministerio Público mantiene abierta la carpeta de investigación, hasta establecer lo que realmente sucedió en el caso de la desaparición de esta joven que provocó una gran movilización policiaca.