La oportuna intervención de los elementos de la Policía Municipal evitaron en esta ocasión que se consumara una extorsión telefónica en la cual solicitaban la cantidad de 200 mil pesos en efectivo, a cambio de supuestamente no hacerle daño a una joven de 23 años de edad, misma que con engaños fue aislada hasta que finalmente se hospedó en un motel.
Lo anterior se registró cuando elementos del Destacamento Pocitos acudieron en la atención de un reporte sobre una persona supuestamente privada de su libertad, quien se encontraba al interior de una habitación de un motel. Con esa información los oficiales se trasladaron al lugar de los hechos, en donde al llegar fueron notificados por una persona de sexo femenino que minutos antes había recibido una llamada telefónica en la cual supuestos integrantes de una banda de la delincuencia organizada le solicitaron se hospedara y proporcionara sus números telefónicos de familiares cercanos, indicando en todo momento que si solicitaba apoyo de las autoridades de seguridad pagaría las consecuencias, luego de que los supuestos maleantes contaban con toda su información. Mientras tanto, cabe mencionar que la madre de la joven, quien también hizo el reporte, señaló a los elementos que se le estaba solicitando un deposito de 200 mil pesos en un lapso de una hora, a cambio de no hacerle daño a su hija, la cual le habían hecho ver que estaba secuestrada.
A decir de los padres de familia, se alertaron en el momento en que su hija les mandó un mensaje de WhatsApp en el que les confirmaba que estaba en el mencionado motel en contra de su voluntad. Tras el rescate de la joven, ésta fue reunida con sus padres, frustrándose la extorsión que se pretendía cometer desde los números 5529051802 y 9221831705, sin que hubiera personas detenidas.