La Comisión Nacional Forestal se mantiene en alerta luego de que persiste el fuerte calor en el Estado a pesar de que en días pasados entró algo de humedad y que mermó un poco la actividad de incendios, destacó el gerente estatal, Víctor Villalobos Sánchez.
El representante de la Conafor detalló que la dependencia a su cargo no ha bajado la guardia luego de que normalmente en el mes de junio es cuando termina la temporada de incendios en el estado, por lo que esperan que ya no ocurran más conflagraciones, de ahí que mantienen la buena comunicación a través del Comité Estatal del Manejo del Fuego y se han acordado actividades en recorridos, monitoreo de puntos de calor, entre otras acciones. “Tenemos un despliegue importante de los 3 órdenes de Gobierno en todo el territorio para la ubicación, la detección de incendios forestales y obviamente estamos muy pendientes también de la población civil que reporte estos incendios al 911 para su verificación a través de los municipios”.
Afirmó que en lo que va de este año se han registrado 34 incendios que han afectado una superficie de 1,365.5 hectáreas que han dañado sobre todo áreas de los municipios de Aguascalientes, Asientos, San Francisco de los Romo, Jesús María, San José de Gracia y Calvillo.
Estableció que actualmente aún se tienen las secuelas de lo que es el fenómeno meteorológico La Niña, aunque ya está en una fase neutral, pero sigue teniendo algunos rasgos de sequía, que se espera que termine para la última semana de junio y comience el temporal normal de lluvias en Aguascalientes. “Esta situación mermó, por lo que todavía se siente el calor y obviamente los cuerpos de agua casi nos los desapareció y eso fue debido a este fenómeno tan drástico que ocurre de manera cíclica, pero confiamos en estar recibiendo de manera normal la lluvia a finales de este mes”.
Por lo pronto, exhortó a la población a mantener las mismas precauciones de evitar el uso del fuego hasta que se tengan las lluvias presentes y en caso de requerir hacer quemas con fines agrícolas, deberán de notificarlo a las autoridades de Protección Civil Municipal para estar al pendiente de su actividad y que no se les vaya a salir de control.