Durante el primer semestre, el Instituto Aguascalentense de las Mujeres ha atendido a más de 1,500 féminas que han sufrido la violencia en sus diferentes modalidades, lo que representa un comportamiento similar a igual periodo del 2021, informó su directora Edna Guadalupe García Armería.
Aseveró que la mayoría de los programas del IAM continuarán operando en este proceso de entrega-recepción de Gobierno Estatal entrante y saliente, es decir, no habrá cierres anticipados ni ruptura de compromisos para atender en cualquier momento a aquellas mujeres que sean violentadas o que soliciten algún servicio.
La titular del Instituto de las Mujeres detalló que ellas acuden a una atención de primer contacto y ahí se determina si requieren apoyo psicológico, asesoría jurídica o trabajo social, algunas son candidatas para ingresar a las casas de medio camino.
Agregó que la violencia más común es la psicológica y cada año varía el numero de servicios que se presta, por ejemplo en el 2020 el más demandado fue la atención psicológica, en el 2021 la asesoría jurídica y en el 2022 vuelve a ser la de carácter emocional y mental.
Aquellas mujeres que requieren de apoyo de asesoría jurídica reciben acompañamiento al Centro de Justicia para Mujeres, a fin de solicitar una orden de protección o bien se les ofrece atención especializada a cada una de ellas, porque todos los casos son diferentes.
Normalmente, los procesos de atención se empiezan con un tratamiento psicológico y una vez que se empoderan un poco solicitan uno de carácter judicial, donde se les informa todos sus derechos y servicios como el Instituto de Defensoría pública.
Edna Guadalupe García Armería reconoció que resulta complicado romper con el círculo de violencia y por esa razón se apoya a las mujeres para detectar sus necesidades y de esta manera ofrecerles los servicios más urgentes.
Finalmente, comentó que de los 1,500 casos atendidos, apenas unos 3 o 4 casos han sido canalizados a refugios, a fin de salvaguardar la integridad de las mujeres y sus familias.