La semana pasada, la Junta de Gobierno del Banco de México, decidió, de manera unánime, ajustar al alza la tasa de referencia interbancaria en 75 puntos base, para posicionarla en 7.75 por ciento, la más alta desde finales de 2019.

Indaguemos las razones de esta alza, así como sus posibles implicaciones en el crecimiento económico del país.

Se descuenta que, de aquí en adelante, el banco central mexicano esté actuando a la par de su homólogo de nuestro vecino del norte. Hace quince días, el banco de la Reserva Federal, elevó la tasa Fed Funds, en 75pb de nuevo, su mayor desde 1994, y posicionarla dentro del rango de 1.5 – 1.75 por ciento.

Al igual que la mayoría de los países en el mundo, Estados Unidos se encuentra luchando para controlar sus niveles inflacionarios. El Índice de Precios al Consumidor (IPC) aumentó uno por ciento el mes pasado después de ganar un poco en el mes de abril, según datos del Departamento de Trabajo.

De este modo, la inflación en Estados Unidos aumentó a 8.6% en mayo respecto al año anterior, el aumento más alto desde diciembre de 1981.

Entre los diversos factores que causan este incremento, se encuentran los precios de la gasolina; los cuales se dispararon en mayo, promediando alrededor de 4.37 dólares por galón, según datos de AAA.

El sector alimenticio, también representa un riesgo para la estabilidad de precios. El conflicto bélico que se lleva a cabo en Europa del Este, así como la política cero COVID-19 de China, están siendo las principales causantes del encarecimiento en este sector.

A pesar de esto, la inflación en Estados Unidos se elevó más de lo esperado. La razón: Los apoyos gubernamentales. Un estudio reciente del Banco de la Reserva Federal de San Francisco concluyó que los paquetes de ayuda por la pandemia probablemente contribuyeron a 3 puntos porcentuales de aumento de la inflación hasta finales de 2021, un factor que explica en gran medida por qué la inflación superó a la de otros países del mundo.

Es así, que tal vez esta inyección a los bolsillos se dio en un momento en que quizás la industria no estaba preparada para responder al aumento de la demanda.

Conociendo este contexto, BANXICO siguió lo mismos pasos que su homólogo estadounidense, ejecutando movimientos nunca antes hechos en su historia. Desde 2008 se han realizado 127 decisiones de política monetaria. En este lapso se ha aumentado la tasa de referencia en 27 ocasiones; 16 veces en 25 puntos base, 10 veces en 50 puntos base y ahora, por primera vez, en 75 puntos base

Las razones, están muy relacionadas con el tema inflacionario. De acuerdo con el INEGI, durante la primera quincena de junio la inflación general se ubicó en 7.88 por ciento. Esta cifra representa un aumento de 0.16% desde mayo del mismo año, así como su mayor nivel desde el año 2000.

Como ya vimos, las razones detrás de los recientes aumentos inflacionarios se encuentran temas energéticos, las cadenas de suministros se encuentran rotas. Pasan y pasan los meses y, por una u otra razón, no logramos restablecer estas cadenas a niveles pre pandemia. El comienzo de la estabilidad de precios y del mercado en general, comienza por lograr normalizar esta cadena. Las decisiones chinas no ayudan a lograr el objetivo.

Sumamente probable es que, para las próximas decisiones de los órganos centrales de gobierno, continuemos viendo incrementos a ritmos no menores a este último. Como ya sabemos, el incremento en el costo del dinero, frena el crecimiento económico. Los fantasmas de la recesión se encuentran volando sobre nosotros y es muy factible que se queden con nosotros por lo que resta del año. Esperemos y no sea mas prologando.

OVERTIME

El día viernes, será inaugurada la Refinería Dos Bocas (Olmeca), una obra que muestra de manera física la visión de la política energética del gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Si de esta forma ve a el sector energético, el cual se caracteriza por estar en constante vanguardia en vías de mitigar sus afectaciones ambientales, no hay mucho que esperar para las demás secciones. El costo de esta refinería lo vamos a pagar por años. Tomamos las peores decisiones en los momentos más adversos.

 @GmrMunoz