Claudia Guerrero 
Agencia Reforma

CDMX.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que su Gobierno no se podría quedar callado ante una investigación irresponsable y sin sustento como la que se realizó en Estados Unidos contra el General Salvador Cienfuegos.

“Bueno yo pienso que que hay bastante comprensión de parte del Gobierno estadounidense sobre este asunto. Ellos saben que no se puede poner en entredicho la credibilidad de un gobierno. Ellos no aceptarían eso y tampoco nosotros.

“No es posible que se lleve a cabo una investigación, con tanta irresponsabilidad, sin sustento y que nos quedemos callados. Imagínense, que el Gobierno de México que encabezo, se quede callado. ¿Qué sucede? Pues perdemos autoridad y lo más importante, autoridad moral, terminamos como encubridores ante los ojos de los mexicanos y del mundo”.