El presidente de Coparmex en Aguascalientes, Juan Manuel Ávila, hizo un llamado a no bajar la guardia, porque siguen siendo altos los contagios COVID; reconoció que aunque lento, el proceso de vacunación es un bálsamo, pero no debemos relajar las medidas de prevención, ya que la protección de la población va de la mano de la recuperación económica y afortunadamente, la entidad ha dado muestras de dinamismo.
Ejemplificó que siguen las inversiones nacionales y extranjeras y con ello, la generación de fuentes de ocupación; Aguascalientes se reactiva, pero hace falta recuperar todos los empleos que se perdieron por la pandemia y todavía más.
Advirtió que para cuidar la economía y la salud, a la par, es fundamental la conciencia y participación social, ya que no es suficiente que los negocios respeten los protocolos sanitarios, si la población no actúa con responsabilidad.
Aplaudió el inicio de la vacunación de adultos mayores, pero hay que tener presente que el personal de salud es una prioridad, por lo que debe asegurarse su segunda dosis.
Lamentó que el Gobierno Federal haya permitido tardíamente la participación de los gobiernos en la compra de las vacunas, cuando la inmunización masiva pudo iniciar desde hace al menos tres meses.
Confió en que la tardanza en los envíos de dosis de la Federación, no sean con fines políticos, ya que la salud de la población está de por medio.
Una vez que los gobiernos ya pueden participar, no hay duda que se organizarán los que gozan de una economía fuerte como Aguascalientes, para buscar otros mecanismos que favorezcan compras consolidadas.
Y sobre los datos del INEGI, en el sentido de que ha crecido la economía informal, comentó que ello es producto de la emergencia sanitaria, ya que quienes perdieron su empleo, se dedicaron por su cuenta a la oferta de productos o servicios; refirió que los sectores más afectados son el de restaurantes, hoteles y todos los giros relacionados con la actividad turística que se vino a pique.