Que se explore la posibilidad de incorporar el hidrógeno como fuente impulsora de las unidades de transporte público, pues esto abarataría el servicio pues el rendimiento del energético es mayor al combustible que se utiliza en la actualidad, fue el punto de acuerdo que presentó el diputado Cuitláhuac Cardona Campos.
El exhorto debe ser dirigido a la Coordinación de Movilidad, para que explore la posibilidad de que se utilice el hidrógeno para el transporte público, con lo que también se ayudaría a preservar el medio ambiente.
Durante la sesión de la Diputación Permanente, resaltó que usar este combustible en autos y transporte público, generaría varios beneficios, entre otros, “no aumentar la tarifa del transporte y cuidar el medio ambiente”, con lo que se brindaría apoyo a los usuarios del servicio que han pedido, no se aumente el costo del servicio en medio de la pandemia.
En la justificación, refirió que el sistema de transporte público en unidades colectivas data de por lo menos 30 años, y si bien, se han ido renovando los camiones, todavía es frecuente observar algunas de modelo antiguo y hasta deterioradas, además que las bases del servicio son las mismas de hace más de un cuarto de siglo.
La queja de los usuarios es la misma, como la tardanza en pasar y que en ciertos horarios los operadores no cumplen con las rutas, sobre todo aquellos que deberían llegar a las colonias de las periferias o a nuevos desarrollos urbanos, en parte, podría ser a que los concesionarios busquen ahorrar o abatir costos, ya sea ante la inseguridad o en los mismos desplazamientos.