El director del Centro de Investigación y Desarrollo Empresarial, Alberto Aldape Barrios, aseveró que para acceder a endeudamiento público para el ejercicio 2021 o bien para este último cuatrimestre, los gobiernos municipales deberán etiquetar recursos para el desarrollo de infraestructura para mejorar la competitividad y apoyar la actividad económica, no para soportar el gasto corriente o de administración.

Aclaró que no todos los municipios de Aguascalientes tienen buena capacidad de crédito, pues no han sido eficientes en la recaudación del impuesto predial y en el cobro del servicio del agua potable y alcantarillado.

Indicó que los municipios que sí tienen una posibilidad de endeudamiento público son Aguascalientes, Jesús María, Calvillo, Rincón de Romos y Pabellón de Arteaga. El resto, requiere de un apoyo extra por parte del Gobierno del Estado para la elaboración de sus leyes de ingresos y presupuesto de egresos, así como para la administración y la gestión de crédito con la banca comercial o Banobras.

Lo anterior, porque el secretario de Hacienda ya anunció que el próximo año será el más difícil desde 1930 y que no alcanzarán los recursos. Por lo tanto, los gobiernos saben que tendrán que hacer un esfuerzo para la recaudación propia del Estado y de los municipios o tener que adquirir deuda pública.

CON VENTAJA. Aguascalientes tiene una ventaja, pues cuenta con un margen de maniobra por parte del Gobierno del Estado para acceder a un endeudamiento, ya que las finanzas estatales son sanas y se debe una cantidad de recursos que pueden ser reestructurados para aprovechar la baja en las tasas y ampliar el plazo de amortización. El Estado, según Aldape, tiene condiciones para un crédito que le ayude para el desarrollo del presupuesto 2021.