A través de un programa de retiro, pausas laborales sin goce de sueldo pero con respeto a la antigüedad y, en su caso, liquidaciones de ley, será como se suprimirá un número aún indeterminado de plazas en las plantas Nissan de Aguascalientes, informó Armando Ávila Moreno.
En entrevista con El Heraldo, el vicepresidente de Manufactura de la firma nipona sostuvo que Nissan recontrataría a quienes salgan ahora, una vez que se restablezca la demanda de autos y los volúmenes de producción favorezcan a esta compañía.
Dejó en claro que si bien Nissan ha establecido que serán mil las plazas que se suprimirán, aún no se determina cuántas impactarán en Aguascalientes, y lo que sí se ha definido son los esquemas por los que se procederá.
Recordó que la baja en los volúmenes de la demanda internacional no es de ahora, sino que ha venido registrándose en los últimos años y Nissan procedió a través de paros técnicos, sin embargo, en este año la situación agudizó, se multiplicaron esos paros y se agotó como recurso mediático ese tipo de medidas.
“Ahora se está elaborando el balance que marcará cuántas plazas se liquidarán en Aguascalientes y cuántas en Cuernavaca, Morelos; de ahí que el recorte se llevará a cabo a partir del anuncio de la empresa y abarcará hasta los primeros meses del 2019”.
En ese sentido, Ávila Moreno indicó que la baja en la demanda global de autos afecta no sólo a Nissan, sino a todas las marcas y ello conlleva la disminución de personal, no obstante la firma se mantiene como un agente productivo clave en la economía estatal.
Refirió que los volúmenes de Nissan siguen siendo grandes no solamente para México, sino para todos los mercados, incluyendo Norteamérica, Sudamérica y más de sesenta países a los que la firma exporta.
Finalmente, reiteró que el recorte que se lleve a cabo a partir de ahora y hasta el primer trimestre de marzo se cumplirá buscando lo que el trabajador considere más conveniente a través de un programa de retiro, la liquidación en apego a la ley o bien, un periodo de “descanso” sin goce de sueldo a quien le interese, con el que no perderá antigüedad y tendrá prioridad en una eventual recontratación, cuando Nissan nivele su producción al alza.