La pandemia ocasionada por el COVID-19 sigue causando estragos en el sector productivo, luego de que el proceso de recuperación ha sido lento, comprometiendo, de momento, las proyecciones en cuanto a la producción de vehículos. Joan Busquets Vallonhart, vicepresidente de Manufactura de Nissan en la entidad, expresó que existe la confianza de que el segundo semestre del año sea totalmente distinto para poder alcanzar las metas de producción y ventas programadas para este 2021.

Derivado de los paros técnicos, los cuales incluso ocasionalmente se siguen aplicando, así como problemas con la adquisición de componentes utilizados para la fabricación de autos y hasta la colocación en el mercado de los mismos, Busquets Vallonhart reconoció que, de momento, la ensambladora de autos se encuentra por debajo de los números previstos, reservándose más datos. Detalló que Nissan en México tiene prevista la producción de 600 mil unidades al término del año, contribuyendo la planta de Aguascalientes con 360 mil autos, es decir, un promedio de 65 unidades por hora. Resaltó que la ensambladora en la entidad es la tercera planta más rápida en el mundo en fabricación de unidades.

“Somos optimistas en el mercado, pero, claro, estamos bajos a la previa. A nivel mundial, estábamos en alrededor de 90 millones de vehículos; ahorita estamos por debajo. Lo importante es que las plantas siguen trabajando”, finalizó Busquets Vallonhart.