Para jugar, chatear o compartir información en las redes sociales es el uso que dan niños y jóvenes a los cibercafés principalmente, dejando al final los trabajos y tareas de las escuelas, según afirman los dueños de estos negocios.

Para el señor Francisco Hugo Oliva Valdés, propietario de un cibercafé, los niños utilizan las computadoras más para jugar y los jóvenes para estar en contacto mediante las redes sociales, y en último término quedan las tareas y trabajos por Internet.

“Los niños utilizan mucho estos lugares para juegos, la mayoría vienen a eso. En el caso de jóvenes, lo hacen para contactarse con los amigos o compañeros en el chat o en el Facebook, vienen mucho a mensajearse con los parientes. La gente que más los visita también es por su trabajo o la escuela, ya sea para copias o hacer tareas”.

Sin embargo, detalló que también es común la presencia de adultos que utilizan las computadoras para descargar documentos para sus trabajos, así como para escanear o imprimir.

Oliva Valdés detalló que a pesar de que ya hay más facilidad para tener Internet en casa mediante el uso del teléfono celular o tablets que captan la señal inalámbrica, el cibercafé es un lugar que sigue siendo utilizado por toda la gente, aunque la demanda fuerte va en función del ciclo escolar.

“En tiempo normal de clase recibimos alrededor de 20 personas y por la tarde hasta 40 personas. Pero en vacaciones sólo recibimos a unos 5 ó a 10 cuando mucho. Se cae la afluencia hasta en un 50%”.

En cuanto a los costos por el uso de las computadoras con Internet, indicó que tienen una tarifa de nueve pesos la hora y de cinco pesos la media hora aunque si el equipo es utilizado por 10 ó 15 minutos se cobra sólo una proporción que va de los tres a los cuatro pesos en promedio.“El tiempo libre es el que usted se tarde, puede ser una hora, dos horas, tres horas, es igual, si tarda tres horas se le cobra en función a los nueve pesos”, finalizó.

 

¡Participa con tu opinión!