Mientras que a nivel nacional, la tasa de trabajo infantil es del 11.5%, en Aguascalientes es del 12.4%. Oaxaca es el estado con la tasa más alta, del 21.5%, la menor, del 5.3%, la tiene Baja California.

En cuanto a la tasa de quehaceres domésticos en condiciones no adecuadas, en el país es del 5.3%, en Aguascalientes de 4.7%. Oaxaca tiene la tasa más alta del 9.3% y la tasa más baja, también Baja California, con 2.3%.

Con datos del INEGI, la tasa del 11.5% corresponde a 3.3 millones de niños, niñas y adolescentes de 5 a 17 años que trabajan; en 2017 la tasa fue de 11% (3.2 millones).

De los niños que trabajaron en el 2019, dos millones (7.1%) lo hicieron en actividades económicas no permitidas; representa una disminución de 4.4 puntos porcentuales de 2007 a 2019.

Además, 1.3 millones (4.4%) trabajan exclusivamente en actividades domésticas sin remuneración en sus propios hogares en condiciones no adecuadas.

El INEGI, en colaboración con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT), realizó la Encuesta Nacional de Trabajo Infantil (ENTI) durante el cuarto trimestre de 2019.

La encuesta da continuidad a la generación de información sobre la evolución del trabajo infantil en México y se levanta de manera regular cada dos años desde 2007.

De acuerdo con los resultados de la ENTI 2019, la población infantil de 5 a 17 años en México fue de 28.5 millones, de los cuales, 3.3 millones (11.5%) realizaron trabajo infantil: 61.1% hombres y 38.9% mujeres.

La tasa de trabajo infantil en 2019 fue de 11.5%. De éste, el 6.2% realizó sólo alguna ocupación no permitida, 4.4% sólo se dedicó a realizar quehaceres domésticos en condiciones no adecuadas y 0.9% alternó ambas formas de trabajo.

Estudios realizados por la OIT establecen que el fenómeno del trabajo infantil está estrechamente vinculado con el entorno social, económico y cultural de cada país o región, además de que identifica entre las causas más inmediatas de este fenómeno, la pobreza y algunas problemáticas que enfrentan las familias.

Las tasas de trabajo infantil más altas se observaron en Oaxaca con 21.5% y Puebla y Chiapas con 18.3%, cada una; en tanto que las más bajas se registraron en Baja California y Ciudad de México, con 5.3% y 5.4%, respectivamente.

La medición del trabajo infantil en actividades económicas no permitidas comprende dos grupos de población, aquellos que trabajan a pesar de tener una edad menor a la permitida y los que teniendo la edad mínima legal para trabajar, lo hacen en sectores económicos y ocupaciones peligrosas y/o prohibidas; y en horarios prolongados de acuerdo con lo estipulado en la Ley Federal del Trabajo (LFT).