El menor de once años que resultó con quemaduras de segundo grado en el 60% de su cuerpo el pasado fin de semana, fue trasladado a un hospital especializado en ese tipo de lesiones en Galveston, Texas, en espera de su pronta recuperación.
Alrededor de las 17:45 horas del jueves, la ambulancia ECO-433 del ISSEA salió de las instalaciones del Hospital Hidalgo hacia el Aeropuerto Jesús Terán Peredo, de esta ciudad. Elementos de la Policía Municipal y Vial apoyaron en el traslado del menor originario del municipio de Pabellón de Arteaga, al Aeropuerto Internacional de Aguascalientes. Cabe mencionar que los hechos de la tragedia ocurrieron el pasado fin de semana cuando el lesionado de nombre Felipe se encontraba jugando en un parque cuando sorpresivamente fue abordado por un grupo de jóvenes quienes de manera directa lo rociaron con alcohol y posteriormente le prendieron fuego.
El traslado hasta el hospital a los Estados Unidos concluyó aproximadamente a las 19:30 horas, siendo acompañado el joven por su padre de nombre César, de 48 años de edad.