Los juguetes electrónicos son los preferidos de los niños para esta Navidad. Consolas de videojuegos, tabletas, iPad’s y teléfonos, entre los más demandados por los pequeños. En último término se quedan ya los juguetes tradicionales, lo que mete en apuros a los papás, según lo revela un sondeo realizado por El Heraldo.

Hace algunos años era el balero, el trompo, los carritos, los soldaditos o las figuras de acción. Si bien los niños siguen deseando juguetes de moda, para muchos otros los gadgets o aparatos electrónicos ocupan un lugar cada vez más importante en sus preferencias.

“Yo le voy a pedir al Niño Dios una consola XBox porque me gustan mucho los videojuegos”, afirmó Rogelio, un niño de apenas 7 años quien mostró un marcado interés por la tecnología.

“Un teléfono celular y una tablet le voy a pedir a Santa Claus”, dijo muy entusiasmado Diego, un menor de 10 años quien dijo que a él le gusta estar comunicado y jugar en línea con sus amigos.

Esta situación pone en aprietos a muchos padres, toda vez que los precios de estos aparatos oscilan desde los 700 hasta los 6 mil pesos, según un recorrido en distintos comercios del centro de la ciudad y lo cual representa un fuerte sacrificio para la economía de muchas familias que no cuentan con los recursos o incluso tienen que pedir prestado en casos extremos luego de que el aguinaldo no les alcanza.

Sin embargo, hay niños como Valeria, que tiene el gusto por jugar con muñecas. “Yo le voy a pedir una muñeca al Niño Dios, es de mis favoritas”.

O como David Emmanuel, quien tiene el gusto por las bicicletas y juguetes de bomberos. “Yo quiero un casco de bomberos, una bicicleta y unos juegos de plastilina. Se los voy a pedir al Niño Dios y no a Santa Claus porque él está en Estados Unidos”.