El secretario General de Gobierno, Enrique Morán Faz, desmintió que el gremio taxista haya formalizado ante la autoridad su petición para incrementar de manera emergente las tarifas por servicio en autos de alquiler.
En entrevista, advirtió además que en caso de que la presenten, la respuesta será negativa ya que hay alta demanda del servicio, su calidad no está en las mejores condiciones y aparte “no es el momento”.
El funcionario aseguró que semana a semana, mantiene comunicación directa con el señor Oscar Romo, líder de las agrupaciones de taxistas en la entidad y elegido por éstas como contacto directo con el gobierno, y “no me ha presentado ninguna solicitud”.
Consideró que si otros líderes de asociaciones del gremio tienen la idea de un incremento y lo han expresado en ese sentido, seguramente lo hacen a titulo personal, no como representantes en general.
En ese sentido, Morán Faz detalló que el servicio de autos de alquiler, como también el del transporte urbano colectivo, está condicionado antes que nada a elevar la calidad que ofrecen al usuario.
“Hay reportes constantes de que se hace la parada y les dicen que van para otro lado; es muy difícil conseguir taxi y quizá eso sea porque la demanda es alta, de tal manera que en esa circunstancia no tiene lugar un tema de tarifas”, agregó.
Reiteró que con quien mantiene la interlocución oficial, el señor Oscar Romo, no ha presentado al momento ninguna solicitud en ese sentido por lo que el tema ni siquiera puede considerarse sobre la mesa.
Para ambos servicios se ha planteado la necesidad de que muestren disciplina, mejoramiento sustantivo del servicio y respeto irrestricto a la Ley de Movilidad y toda la normatividad que implica el tema transporte público.
En ese sentido recalcó que es una relación que se ha fortalecido ante avances como la pronta terminación de una aplicación digital con la que van a poder dar mejor servicio, aún sin aumentar los costos, concluyó.