“No hay empresa formal del transporte que aguante el incremento al diesel anunciado por la Secretaría de Hacienda para el 2017”, afirmó Roberto Díaz Ruiz, presidente de la Canacar quien advirtió que este aumento, además de ser inflacionario, “podría llevar a la quiebra a numerosas empresas transportistas”.

A pocas horas de haberse anunciado los nuevos precios de los combustibles que comenzarán a regir a partir del primero de enero del 2017, el presidente de los transportistas de carga en la entidad afirmó que este aumento, además de ser desproporcionado, porque no se ajusta a la inflación sino que va más allá en cuatro veces o más, representará la tumba para muchas empresas.

“Ya sabíamos que vendría un aumento, en realidad no cayó de sorpresa el anuncio, pero lo que ahora nos pone a temblar son las proporciones de esa aumento porque pasará de los $14.63 a $17.23, incremento que representa el 17%, margen muy superior a la inflación, lo que prevé que sea un factor que desate la inflación en el país”.

Explicó que de hecho, el precio del diesel inició el año a 13.77, pero con los incrementos que se generaron a lo largo de 2016, siendo el penúltimo en octubre, en realidad el aumento, de un año a otro fue de una proporción mayor.

“Iniciamos el primero de enero del 2016 con un precio de $13.77 por litro, e iniciaremos el primero de enero del 2017 a un precio de $17.23, esto nos habla de un mega aumento, en sólo 12 meses, de 3.46 pesos por litro, un aumento que impactará fuertemente a la economía nacional y más específicamente a quienes emplean el diesel y las gasolinas para sus procesos de producción o prestación de servicios.

Por lo pronto, dijo, lo que están haciendo los transportistas en estos momentos es la revaloración de sus proyectos de inversión, ya que, aunado a otros factores como el aumento a tasas de interés y la movilidad al alza del tipo de cambio, disparará precios de insumos y refacciones, lo que obligará a los empresarios del sector a detener, cuando menos los tres primeros meses del año, las inversiones proyectadas “hasta ver con más claridad los efectos de estos aumentos”.

Será inevitable que los mexicanos enfrenten el aumento de la inflación, que es uno de los fenómenos económicos menos deseables porque generan pobreza y marginación.

“Las personas se quedan sin posibilidades de acceder a productos básicos por el aumento de los precios y el estancamiento del ingreso salarial” dijo.

Finalmente, consideró conveniente que los empresarios en general no realicen movimiento alguno hasta tener asegurados la rentabilidad de cada proyecto.  “Hay que evitar contraer deudas, por la previsible alza de tasas de interés, y se deberá poner a prueba la creatividad de los empresarios del país para sortear este embate económico que amenaza seriamente la estabilidad del país”.

 

SHCP anunció ayer incrementos a los precios de los combustibles

Por su parte, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) desde ayer por la mañana dio a conocer  que los precios promedio a nivel nacional que estarán vigentes del primero de enero al 3 de febrero de 2017 serán de $15.99 para gasolina Magna, $17.79 para gasolina Premium y $17.05 para diesel.

Dijo que el país se dividirá en 90 regiones diferentes en donde cada región se establecerá un precio diferenciado, explicando que se determinó así en función de los costos que tiene trasladar la gasolina a regiones distantes de los centros de abastecimiento y almacenamiento.

Los precios máximos para cada región están disponibles en la página de la Comisión Reguladora de Energía. Estos precios máximos representan incrementos para las gasolinas Magna, Premium y el diesel de 14.2%, 20.1% y 16.5% respectivamente, con respecto al precio máximo observado en diciembre de 2016.

El incremento responde al aumento en los precios internacionales de los combustibles y no implica ninguna modificación o creación de impuestos. Los precios de las referencias internacionales para las gasolinas Magna y Premium, y el diesel, se elevaron de manera importante en el último cuatrimestre de 2016. Los precios máximos estarán vigentes en tanto no se haya flexibilizado el mercado de combustibles en una región, informó la secretaría hacendaria.

¡Participa con tu opinión!