El presidente municipal de Aguascalientes, Leonardo Montañez Castro, aclaró que hasta el momento no se ha iniciado ninguna negociación con alguna empresa para que preste el servicio de distribución de agua potable en la capital. A poco más de un año para que finalice el contrato de la concesionaria Veolia, el alcalde dijo que por ahora solamente se está escuchando a las compañías interesadas en asumir la responsabilidad de la distribución y el tratamiento del agua.

El primer edil aseguró que se están contemplando diferentes esquemas, “para que esto nos ayude a tomar la mejor decisión”. Reconoció que, si bien existen numerosas empresas que han levantado la mano para relevar a la concesionaria francesa, el municipio aún no ha definido nada y que “no se ha iniciado ningún proceso de negociación con ninguna empresa”.

Montañez, quien recientemente se reunió con representantes del Banco Mundial y del Banco de la Multilateral CAF para abordar el tema, enfatizó que, llegado el momento, serán los regidores y el alcalde quienes decidan el modelo y la empresa que más convenga al municipio de Aguascalientes. Por lo pronto, dijo que “no se ha decidido cuál será el modelo, ya va a depender de lo que nos diga el diagnóstico”.

“No se trata de quién se acerque, sino, llegado el momento y una vez que se haya elegido el modelo, quién vaya a ofrecer las mejores condiciones…”

Leo Montañez, alcalde